Miles de pequeños productores agrarios del cordón regional de La Plata y alrededores colmaron las calles del centro para movilizarse a la Gobernación de la provincia, donde exigieron que María Eugenia Vidal dicte una ley de Emergencia Agropecuaria de manera inmediata. Entre los reclamos más urgentes se distinguieron la delicada crisis que atraviesan las tierras de cultivo tras la inundación y los alquileres cada vez más inaccesibles, la escalada del dólar que complica la adquisición de insumos, y las consecuencias del tarifazo, que motivó un escrache en las puertas de Edelap.

“Nuestro reclamo de hoy es no sólo por el tarifazo, sino también porque gran parte de nuestra producción quedó bajo el agua. Ningún funcionario del gobierno se acercó a ver qué pasaba. Esta no es la primera vez que pasa, ya sucedió todo esto”, dijo a Contexto Lautaro Liveratto, referente del ala rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), quien formó parte de las miles de personas que marcharon desde Av. 7 y 32 en dirección a Plaza San Martín, junto a columnas de organizaciones sociales como Barrios de Pie o la Corriente Clasista y Combativa.

Lautaro Liveratto (MTE): “Nuestro reclamo no es sólo por el tarifazo, sino también porque gran parte de nuestra producción quedó bajo el agua. Ningún funcionario del gobierno se acercó”.

Entre los manifestantes de a pie marchaban trabajadores de la agricultura familiar con los mismos tractores que utilizan para la labor diaria, hoy en recesión.

“Nosotros tenemos casi todas las de perder. Hay intermediarios que juegan con la especulación del precio. Nosotros no tenemos relación directa con el cliente. Entonces viene un camionero y nos pregunta si tenemos tal verdura y el precio lo ponen ellos. Nosotros nunca estamos al tanto del valor real. La lechuga, por ejemplo, nos la pagan a 100 pesos y en el mercado la venden a 500. Estamos en una posición vulnerable”, agregó Elsa, una productora perteneciente al MTE.

Con el estandarte que reclamaba la Emergencia, la multitud se dirigió a la sede central de Edelap, donde realizaron un escrache con la maqueta de un medidor de luz rodeado de verduras. Allí, el titular del Frente Agropecuario Regional Campesino (FARC), Néstor Villacorta, expresó: “Nosotros sufrimos las consecuencias de los aumentos y de los tarifazos. No se dan cuenta de que están destruyendo una cadena de producción de miles de puestos de trabajo. Edelap es cómplice de este ajuste a nuestros agricultores. Edelap ganó todos estos años y quiere mentir que está perdiendo”.

El repudio continuó frente al palacio de la Gobernación, donde se realizó un acto del que participaron voceros de todas las corrientes y luego realizaron un “feriazo” de las producción del cordón frutihortícola de La Plata y alrededores. La movilización fue encabezada por el ramal rural del MTE, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Asociación de Medieros y Afines (ASOMA), el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), el FARC y la Federación Nacional Campesina (FNC).

Villacorta (FARC): “Esta es una empresa usurera, por eso la gobernadora Vidal nos debe dar una respuesta ante todos estos reclamos. Estamos pagando alrededor de 38.000 pesos de luz”.

“Esta es una empresa usurera, por eso la gobernadora Vidal nos debe dar una respuesta ante todos estos reclamos. Estamos pagando alrededor de 38.000 pesos de tarifas de luz. Nosotros producimos en precio dólar y vendemos en pesos”, agregó Villacorta. Y explicó que un kit de 2.500 semillas de morrón cuesta alrededor de 17.000 pesos, un monto “imposible de afrontar para los pequeños productores frente a la escalada inflacionaria que atraviesa el país.

Según expresaron los agricultores, muchas zonas del cinturón agrario local se encuentran anegadas e inaccesible hasta el día de hoy. La agricultura familiar y de pequeños productores afecta los puestos de trabajo de unas 12 mil personas que, en muchos casos, empezaron a desplazarse a territorios mucho más alejados del gran La Plata debido a las presiones económicas.

Al finalizar la jornada de lucha, el MTE informó que finalmente la Municipalidad de La Plata les había anunciado que declarará la Emergencia para el sector agropecuario. La comuna de Berazategui adelantó que hará lo propio el miércoles que viene, mientras que el municipio de Florencio Varela dará una respuesta en los próximos días.

Por su parte, Leveratto dijo que “las organizaciones que marchamos nos mantendremos en estado de alerta y movilización”. Y advirtió: “Si los gobiernos municipales y bonaerense que formaron parte de la negociación no responden a los planteos en el marco de los próximos diez días, vamos a realizar un paro de pequeños productores en la provincia de Buenos Aires”.