Frente a la fuerte crisis que atraviesan los pequeños productores agrarios, decenas de organizaciones del sector apuntan contra los golpes que han provocado los tarifazos, en combinación con la escalada del dólar y el efecto de las tormentas en el cordón frutihortícola de La Plata y alrededores. En conferencia de prensa, representantes de las principales corrientes de la agricultura familiar hicieron hincapié en las demandas más urgentes y aseguraron que “ya no estamos discutiendo la rentabilidad del sector, sino si permanecemos en este trabajo o nos vamos”.

“Necesitamos que la gobernadora declare de inmediato la Ley de Emergencia Agropecuaria, ya que los pequeños productores estamos siendo afectados, no sólo por la problemática del clima, sino también por el aumento de tarifas. No podemos pagar la luz y los combustibles también están muy altos; los caminos rurales están muy deteriorados, y cuando llueve son inaccesibles. Son muchos los problemas y el gobierno tiene que dar respuesta”, dijo a Contexto la representante del Frente Agrario Evita, Andrea Díaz.

“No podemos pagar la luz y los combustibles también están muy altos; los caminos rurales están muy deteriorados, y cuando llueve son inaccesibles”.

Por su parte, desde el Frente Agropecuario Regional Campesino (FARC) manifestaron la preocupante situación que atraviesan los productores, que pasaron de “pagar boletas de 2.000 a 4.000, o 20.000 a 38.000 pesos”. El referente de la organización, Néstor Villacorta, dijo a Contexto: “Nuestros insumos en precio dólar ya no pueden ser pagados. Acá lo que planteamos es que Vidal otorgue una respuesta concreta al sector, con una propuesta que incluya una tarifa especial para la agricultura familiar, para poder seguir produciendo”.

Según expresaron, la corrida cambiaria y la subida del dólar provocaron un aumento del 30% en el precio de los insumos sólo en los últimos veinte días. La conferencia fue acompañada por referentes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y de la Federación Nacional Campesina (FNC), quienes advirtieron que la última inundación afectó con fuerza la última producción del cinturón regional.

“Un invernadero anegado es producción perdida. No es que se puede recuperar: una planta se mueren. Sumado a esta crisis de años atrás a esta parte, que es el aumento exponencial de los alquileres”, expresó el vocero de la CTEP, Lautaro Liveratto, quien sostuvo que la producción “es inviable” y que “hoy por hoy ya no se está discutiendo ni siquiera la rentabilidad o no del sector”, sino “si se quedan trabajando en el campo o habrá que irse de manera definitiva a la periferia de las grandes ciudades a engrosar las filas de pobreza”.

Para visibilizar el conflicto, las diferentes organizaciones desarrollarán hoy un multitudinario acto de repudio frente a la casa central de Edelap en La Plata.

Para visibilizar el conflicto, las diferentes organizaciones desarrollarán hoy una multitudinaria movilización que partirá de Av. 7 y 32 y realizará un acto de repudio frente a la casa central de Edelap en La Plata. Será el puntapié inicial para una serie de actividades a fin de enviar un fuerte mensaje a Vidal. La marcha, que contará con tamberos y avícolas, culminará en Gobernación, donde realizarán una feria de producción.

Además de las organizaciones que acompañaron ayer la conferencia, se sumarán a la convocatoria la Asociación de Medieros y Afines (ASOMA), el Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), entre otras.