Con la paritaria docente estancada en medio de la crisis cambiaria y la disparada de precios, la situación de las escuelas en la región de La Plata no da tregua. Filtraciones de agua, aulas destruidas, ratas en los baños y techos que se caen a pedazos son situaciones corrientes en los establecimientos educativos.

“El 70% de las escuelas de La Plata tiene problemas de infraestructura”, dijo a Contexto Patricio Villegas, secretario general del Suteba La Plata. “Y los problemas se agravan notoriamente en algunas escuelas por los temporales”, añadió el gremialista, en referencia a los destrozos que provocaron las lluvias de la semana pasada y que aún persisten en las escuelas.

las autoridades hicieron arreglos precarios en las escuelas, pero los problemas son estructurales y cada lluvia hace que vuelvan las filtraciones.

En las últimas semanas, la comunidad educativa de la Primaria Nº 23, ubicada en Villa Elvira, denunció la precaria condición en que viven los seiscientos alumnos y alumnas a raíz del incendio que sufrió la escuela en octubre del año pasado. Las obras ni siquiera se han licitado y los estudiantes usan aulas prestadas del Instituto Santa María.

La situación también afecta a la Secundaria Nº 81, a una sede del plan FinES y a las cursadas de adultos, que funcionan en el mismo edificio. La falta de cocina y el uso de baños químicos completan el panorama que atraviesan estas instituciones.

En el centro platense, la Secundaria Nº 8 tiene los baños en un estado deplorable. Así lo denunciaron los alumnos en una sentada con pupitres en la calle para visibilizar la problemática, donde señalaron que el baño de mujeres tiene dos inodoros para 400 alumnas, mientras que en el de varones hay dos para 350 estudiantes.

Como ocurre en otras escuelas, las autoridades hicieron arreglos precarios en las mencionadas, pero los problemas son estructurales y cada lluvia hace que vuelvan las filtraciones y la humedad de las paredes.

En tanto, el Instituto Superior de Formación Docente Nº 17, ubicado en calle 67 entre 11 y 12, también sufrió inundaciones en su edificio. El agua se filtró por la humedad de los techos y se desparramó por corredores y escaleras.

Frente a esto, la oposición y los gremios denunciaron la subejecución del presupuesto destinado a las obras para infraestructura escolar, previsto en el Fondo Educativo. “Del presupuesto 2018 no se ejecutó anda, ni siquiera están llamando a licitación. Y para 2017 el municipio tenía asignados 80 millones de pesos para obras en 38 escuelas, y sólo a comienzos de este año se habían ejecutado en cinco escuelas, que representa el 15%. Y ninguna está continuando porque las cooperativas dicen que el municipio cortó el pago”, sostuvo Patricio Villegas. Y añadió: “para la limpieza de las escuelas, el Consejo Escolar tiene asignados sólo 147 pesos por establecimiento por mes”.

Sobre este último punto, ayer padres y madres de alumnos de la Escuela Nº 102 se hicieron presentes en el establecimiento de Av. 7 y 32 para protestar por las ratas que hay en los baños, y temen por la posibilidad de contagio de enfermedades. Una situación similar se vivió en el Jardín Nº 901, a partir de la denuncia que hicieron padres y madres en las redes sociales.

Piden la Emergencia en educación

La realidad de las escuelas platenses es un tema en la agenda del Concejo Deliberante. El presidente del bloque Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto, afirmó a este medio que su bancada está trabajando “para declarar la Emergencia educativa, lo cual tiene incorporado las cuestiones edilicias, el sistema alimentario de los comedores y la situación de condiciones laborales de los docentes”.

En las escuelas donde la inversión en infraestructura depende de Provincia o del Consejo Escolar, la situación no es mejor. Los gremios han hecho pública la superpoblación que hay en las aulas por la falta de ampliaciones, sumada a los continuos inconvenientes que traen las lluvias.

Los gremios han hecho pública la superpoblación que hay en las aulas por la falta de ampliaciones, sumada a los continuos inconvenientes que traen las lluvias.

El reclamo por inversión en infraestructura es uno de los puntos que sostienen los gremios del Frente de Unidad Docente (FUD), aunque la problemática quedó en un segundo plano, tras la falta de propuestas salariales superadoras por parte de Provincia.

Para continuar el reclamo, los gremios bonaerenses harán mañana un “Carpetazo”: entregarán carpetas donde advierten de “la crítica situación de la educación pública”. Será en cada uno de los Concejos Deliberantes y Consejos Escolares de los distritos de la provincia. Y el 23 de mayo serán parte del paro nacional convocado por CTERA, que incluirá una Marcha Federal Educativa a Plaza de Mayo, contra el cierre de la paritaria nacional, por salarios dignos, la resolución de los conflictos provinciales y contra la vuelta del FMI.