Con una radio abierta y un pañuelazo, las trabajadoras del Ministerio de Salud de la provincia exigieron que se sancione la legalización y despenalización del aborto en el Congreso y que la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Andrés Scarsi garanticen la implementación del “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo” (ILE). El mismo reconoce tres causales para su práctica: si representa un peligro para la vida o salud de la persona embarazada o si es producto de violación.

Convocadas por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), las trabajadoras de la cartera sanitaria bonaerenses se nuclearon en la puerta de esta dependencia con los pañuelos verdes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, impulsora del principal proyecto que ayer en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación tuvo su décimo plenario de comisiones, antes de que llegue al recinto, el 13 de junio.

“tenemos abortos que ya están garantizados constitucionalmente, que son legales, y que sin embargo no están garantizadas la posibilidad de que esto suceda”

“Es un lugar emblemático para pedirle a los funcionarios que traten esta Ley y que la traten como una situación de salud pública que necesitamos resolver, porque mueren mujeres a raíz de estas prácticas clandestinas”, explicó a Contexto Mara Di Bernardi, delegada de ATE en Salud. “Por otra parte, tenemos abortos que ya están garantizados constitucionalmente, que son legales, y que sin embargo no están garantizadas la posibilidad de que esto suceda”, explicó.

Cabe recordar que en 2016 el Ministerio de Salud de la provincia, en ese momento conducido por Zulma Ortiz, firmó la adhesión provincial al ILE. Dos semanas después, la gobernadora dio marcha atrás y la ministra terminó renunciando “por cuestiones personales”. Vidal dejó así a las mujeres bonaerenses sin este derecho.

Si bien se estableció que el Protocolo “es de aplicación obligatoria en todo el territorio argentino y debe ser puesto en práctica por todas las instituciones sanitarias, tanto públicas como privadas”, sin las adhesiones provinciales este derecho no es garantizado.

“El Protocolo estaría vigente pero no está ni el misoprostol ni está garantizado que en el hospital haya algún médico que no sea objetor de conciencia. A veces, servicios enteros son objetores de conciencia y no hacen la práctica. No está garantizando el derecho”, explicó Di Bernardi, quien consideró que “el Ministerio no brinda las herramientas suficientes” para que se cumpla el Protocolo ILE.

“Le pedimos al ministro Scarsi que respete las leyes que ya hay, y vamos por más para garantizar el aborto legal, seguro y gratuito”, agregó la delegada de ATE.

“Le pedimos al Ministro Scarsi que respete las leyes que ya hay, y vamos por más para garantizar el Aborto Legal, Seguro y Gratuito”

Por la tarde, convocadas por la Campaña, el movimiento de mujeres de La Plata se movilizó desde Plaza Moreno, frente a la Catedral, hasta Plaza San Martín, frente a Gobernación, para llevarle este reclamo a Vidal y seguir empujando el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo a la par de un nuevo “martes verde”, realizado en Capital Federal, en las puertas del Congreso, mientras cuarenta nuevos oradores esgrimieron sus argumentos a favor y en contra de la iniciativa.

En diálogo con Contexto, Liliana Gómez, secretaria de Género de la CTA Autónoma bonaerense, parte de ATE e integrante de la Campaña, aseguró en las puertas de Gobernación que la idea es “hacerle sentir a la gobernadora que necesitamos que se apruebe el aborto legal”. “Vidal dio marcha atrás con ILE. Estamos luchando y peleando también por eso”, sostuvo Gómez.