Al menos 58 palestinos murieron y otros 2.770 resultaron heridos (varios de ellos, de gravedad) tras la represión que el Ejército de Israel desató este lunes contra la marcha pacífica de repudio por la instalación de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

La arbitraria decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén y reconocer la Ciudad Santa como capital de Israel no sólo viola el derecho internacional y las resoluciones de Naciones Unidas. Su materialización generó una gran protesta palestina que el Ejército israelí transformó en masacre.

A pesar de las terribles consecuencias de la decisión norteamericana y el accionar del Ejército israelí, Trump celebró por la red social Twitter la medida al asegurar: “Hoy es un gran día para Israel”.

“Tampoco hay que perder de vista que Estados Unidos, con su protección del Estado de Israel, le otorga impunidad para cometer los crímenes más horrendos”

Contexto dialogó con el embajador del Estado de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, quien explicó que “no hay que perder de vista la esencia del problema: la ocupación israelí de Palestina. Todo lo demás es derivado de esa ocupación”. “Tampoco hay que perder de vista que Estados Unidos, con su protección del Estado de Israel, le otorga impunidad para cometer los crímenes más horrendos, y a la vez genera que toda esta barbarie pase casi desapercibida”, sostuvo.

El diplomático remarcó: “Hay que recordar siempre que la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel y trasladar su embajada a la Ciudad Santa, a un territorio ocupado, representa una violación al derecho internacional, a las convenciones internacionales y a las resoluciones de los diferentes organismos internacionales”. “Por lo tanto, si bien es cierto que esta medida es una agresión contra el pueblo palestino, también es una agresión contra toda la humanidad”, denunció.

“Quiero citar a un historiador judío-israelí que habla de los PEP, ‘Progresistas Excepto sobre Palestina’. Lamentablemente, son muchos.”

“Esta corriente política ascendente de la antipolítica de Trump, Netanyahu y otros, está destruyendo las normas y principios que regulan las relaciones entre las naciones. En ese marco, y teniendo en cuenta todos estos puntos, lo que ocurrió este lunes es una vil agresión que es parte del genocidio israelí contra el pueblo palestino que viene ejecutándose hace años”, repasó.

“Gracias al silencio cómplice de la comunidad internacional, Israel puede ejecutar estos crímenes de lesa humanidad sin rendirle cuentas a nadie, y quien paga el costo es el pueblo palestino”, señaló. El embajador aseguró que “no está lejos el día en que el mundo se dé cuenta del terrible error que comente contra el pueblo palestino al permitir este accionar del Estado de Israel”.

“Es lo mismo que ocurrió con Hitler cuando lo dejaron actuar hasta llegar a cometer los crímenes más horrendos de la historia. Aparentemente, la humanidad no ha aprendido y hoy Israel actúa con la misma lógica del nazismo”, comparó.

En relación con el silencio mediático sobre el tema y con que muchos medios, incluso aquellos que se dicen progresistas, hablaron de la masacre sucedida este lunes como “un enfrentamiento”, el diplomático dijo: “Quiero citar a un historiador judío-israelí que se llama Ilan Pappe, que habla del fenómeno de los PEP, ‘Progresistas Excepto sobre Palestina’. Lamentablemente, son muchos”.

“Cualquiera que se atreva a criticar las políticas del Estado de Israel automáticamente es tildado de antisemita, y en Occidente no hay acusación más grave”

“Eso es porque Israel ha utilizado el chantaje como arma para distorsionar y para extorsionar. Cualquiera que se atreva a criticar las políticas del Estado de Israel automáticamente es tildado de antisemita, y en Occidente no hay acusación más grave que esa. Con su silencio cómplice, los medios son partícipes de los crímenes de lesa humanidad que comete Israel”, sostuvo.

Respecto a cuál es hoy la posible solución, Abdel Wahed aseguró que “es la misma solución la de ayer, la de hoy y la de mañana: hay que poner fin a la ocupación israelí, darle al pueblo palestino la posibilidad de la autodeterminación de su destino y establecer el Estado independiente y soberano de Palestina y que este conviva pacíficamente con los otros Estados de la región, incluyendo Israel”.

“Mientras haya una potencia de ocupación que reprima, explote y asesine al pueblo palestino, puede haber períodos de una engañosa calma, pero siempre volverá a estallar la violencia de la ocupación”, sostuvo, y luego remarcó: “Es importante tener muy presente que los manifestantes son pacíficos y están en territorio palestino”.

“El Estado de Israel, según sus propias declaraciones, apostó cien francotiradores. Eso no es para contener a manifestantes. La única misión de un francotirador es la de asesinar a sangre fría. Por lo tanto, no es casual que, solamente este lunes, haya habido 58 víctimas mortales y más de 2.700 heridos. Seguramente las muertes se incrementarán, porque muchos de los heridos están muy graves”, advirtió.

“Nosotros no queremos agredir a nadie. Como dice el presidente palestino, no hay un pueblo que sobre, hay un estado que falta y es el de Palestina”

“Una vez más el mundo pone en igualdad de condiciones a las partes y llama a los dos a la calma. ¿Qué calma se le puede pedir al pueblo palestino que está bajo ocupación y se manifiesta pacíficamente?”, se preguntó.

El diplomático aseguró: “La justicia tarda, pero siempre llega. Lamentablemente, cuando llegue habrá corrido mucha sangre y el costo será muy alto. La humanidad debe tener conciencia de que esta situación no puede seguir. En otros casos el mundo manifestaba su rechazo a este tipo de prácticas. Pero como se trata de Israel, el niño mimado y malcriado de Occidente, esto pasa casi desapercibido”.

“Antes de que sea tarde, es necesario que el mundo reacciones y los pueblos manifiesten su rechazo a estas políticas. Nosotros no queremos agredir a nadie. Como dice el Presidente palestino, no hay un pueblo que sobre, hay un Estado que falta, y ese Estado es el de Palestina”, cerró.