Por Alejandro Palladino

A raíz de una amenaza de bomba, la Policía Federal evacuó este mediodía las oficinas del Estado y de los organismos de derechos humanos que funcionan en la ex Esma. Se notificó al magistrado Julián Ercolini, quien envió a policías y bomberos. La intimidación fue de un llamado anónimo al sistema de emergencias 911, aunque no se conoció el mensaje.

Efectivos de la Policía Federal advirtieron de la presencia de explosivos y, de acuerdo con el protocolo, procedieron a la evacuación del predio de diecisiete hectáreas, donde se encuentran oficinas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y de los organismos Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo e H.I.J.O.S. Capital.

La situación también provocó el corte de la transmisión de la radio La Imposible, que funciona vía Internet en el predio. “Acabamos de tener que cerrar la radio y suspender la programación en vivo por una nueva amenaza de bomba”, denunciaron en las redes sociales.

“Repudiamos este hecho, en un lugar en el que se defiende a diario la Verdad, la Memoria y la Justicia. Este mensaje no hay que naturalizarlo y se tiene que saber qué pasó para que no vuelva a suceder”, dijo a Contexto Giselle Tepper, miembra de la Casa de la Militancia de H.I.J.O.S. Capital, ubicada también allí.

“Acá no hay sólo oficinas del Estado y oficinas de derechos humanos, también hay una parte preservada judicialmente por la megacausa ESMA que tiene que ver con lo probatorio sobre los crímenes del terrorismo de Estado, y cuando pasan estas cosas esto se pone en peligro”, completó.

Entre fines de 2015 y mitad de 2016 hubo más de cincuenta amenazas de este tipo. Se inició una causa que derivó en una investigación judicial con dos procesamientos confirmados. De todas maneras, no hay indicios de que estos hechos estén relacionados con la amenaza de hoy.