La fuerte tormenta desatada durante todo el día de ayer y recrudecida durante la noche volvió a traer caos a la ciudad de La Plata con un punto crítico en la zona sudeste, donde en los barrios de Villa Elvira y La Franja el agua llegó hasta las rodillas de los vecinos. Es te mediodía, puntualmente, en la cortada de 6 bis, entre 92 y el arroyo Maldonado, los frentistas se declaraban “olivados” por la Provincia y por Municipio.

Varios dirigentes platenses salieron a cuestionar la falta de asistencia y la falta de las obras prometidas por la Gobernadora, María Eugenia Vidal, y el intendente local, Julio Garro. Fue caso de la diputada provincial de Unidad Ciudadana Florencia Saintout, quien señaló que las tareas realizadas “fueron puro maquillaje”.

Acorde a la información oficial, la lluvia caída durante un lapso de doce horas promedió el total de tres meses juntos. “Acá Defensa Civil llegó alrededor de las 3 de la mañana, pero la gente ya se había ido sola del barrio dos horas antes. Después de eso no apareció más nadie a ayudar, y acá estamos atrapados por la lluvia”, dijo a Contexto María, de 11 y 94, entre Barrio Aeropuerto y Altos de San Lorenzo, donde el agua llegó a los 50 centímetros.

Según la cuestionada Defensa Civil, unos 56 evacuados (42 menores y 14 adultos) de la vea del Maldonado fueron llevados al Club Circunvalación de 7 y 77. En ese lugar se dio una situación muy sugestiva, retratada en las redes sociales por varios movileros radiales: policías y seguridad privada les impedían el acceso para evitar que dialoguen con los afectados. Varios usuarios se preguntaban por qué es “cerco informativo”.

La misma situación se replicó en Los Hornos, con graves complicaciones en el barrio Las Palmeras. “Desde el gobierno no nos han preguntado nada, cómo estamos o qué necesitamos. La gente acá tuvo muchas pérdidas. Están inundadas las casas”, expresó Félix, un habitante y referente de ese lugar.

En tanto, desde el Teatro del Galpón iniciaron una campaña de donación de colchones, frazadas y productos de limpieza para las familias de Villa Elvira que han sufrido pérdidas casi totales a causa de la inundación.

Debido a que el mismo teatro también fue afectado por la lluvia, los centros de acopio se han establecido en Radio Futura (5 y 75) y el Centro Educativo Verde Esperanza (diagonal 620 e/ 84 y 85). La Facultad de Periodismo, en diagonal 113 y 63 también está oficiando de receptora de donaciones.

“Comenzamos a recibir llamados e información de urgencia durante la madrugada por parte de familias de chicos con los que trabajamos en el teatro. La zona lindante al arroyo Maldonado es la más afectada hasta ahora, donde no desagota. En Villa Alba también hubo desbordes”, dijo a Contexto Lucía, una las voceras del Galpón.

La mujer sostuvo que, “según las familias con quienes hablaron, el Municipio estuvo ausente durante el diluvio” y que, por eso, en el Circunvalación “no están permitiendo que los evacuados hablen con vecinos o con la prensa”.

Tal como viene informando este portal y hoy pudo verse reflejada en Radio Universidad, el desborde del Maldonado podría haber estado relacionado con la falta de limpieza (responsabilidad de Garro) y por las obras inconclusas de esa cuenca (responsabilidad de Vidal). Por ese motivo, generó tanto malestar la llegada de los macristas Oscar Negreelli, jefe de Gabinete, y Fernando Ponce, presidente del Concejo Deliberante.

“Vienen ahora porque están las cámaras”, decían morador “de toda la vida” la crítica esquina de 6 y 9, donde el curso de agua generó un lago que provocó la inundación de viviendas. Es más, el malestar generalizado hizo abortar una posible recorrida del propio Garro esa arteria. Las cámaras de TV Universidad registraban escenarios similares.

Según los datos de las estaciones del sistema de monitoreo municipal, entre las 16 hs del jueves y las 4:30 hs del viernes cayeron 122 milímetros en el casco urbano, 98 milímetros en Villa Elisa, 203 milímetros en Villa Elvira, 82 milímetros en Melchor Romero, 38 milímetros en la República de los Niños y 49 milímetros en Los Hornos.

A la una de la mañana, la Comuna elevó el nivel de riesgo de amarillo a naranja y se convocó al Comité Operativo de Emergencia Municipal. Si bien en algunas zonas se realizaron cortes de luz preventivos, durante la mañana y el mediodía eso ya significaba un trastorno complementario.