Las tormentas de la semana pasada expusieron el crítico estado de la infraestructura de los hospitales de La Plata. Salas inundadas, cortes de luz en medio de operaciones y traslados forzados de pacientes son parte del cuadro de situación que atraviesa la salud pública bonaerense.

Los hospitales San Martín, Alejandro Korn y el Hospital de Niños Sor María Ludovica fueron noticia por las deficiencias edilicias que volvieron más complejo de lo habitual su normal funcionamiento.

En el hospital Alejandro Korn de Romero, las lluvias provocaron inundaciones en el pabellón de internación de pacientes agudos, lo que llevó a que 49 mujeres fueran evacuadas y conducidas a otro pabellón que tampoco se encuentra en buen estado. “Todo el pabellón de agudos se llueve, los desagües están tapados y eso provoca inundaciones. El lugar es inhóspito”, dijo a Contexto Laura Constanzo, delegada del gremio CICOP (médicos) en el hospital.

“Lo que más nos preocupa es que no hay obras planificadas. El año pasado la dirección del hospital nos dijo que iban a cambiar la red eléctrica y ver las condiciones del techo”

El panorama es delicado y la falta de obras pone al desnudo las condiciones en las que viven los pacientes. La situación llevó a que el Centro de Estudios Sociales y Legales (CELS) presentara un recurso de amparo en las últimas horas ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo N° 3 de La Plata, a cargo de Francisco Terrier, donde solicita que no se admitan más pacientes en el Alejandro Korn hasta que estén garantizadas las condiciones mínimas para que puedan estar internados.

“Lo que más nos preocupa es que no hay obras planificadas. El año pasado la dirección del hospital nos dijo que iban a cambiar la red eléctrica y ver las condiciones del techo. Pero en el plan de obras no están previstos arreglos para el pabellón ni para la guardia de salud mental”, añadió Constanzo.

Por su parte, en el Hospital San Martín, las tormentas de la semana pasada inundaron el sector de maternidad, sobre todo el área de neonatología, aunque también tuvieron daños obstetricia, ginecología, salas de parto y los consultorios de control.

“Neonatología se llevó la peor parte. Significó el traslado de los chiquitos a la sala de quirófanos, en la parte de obstetricia, un lugar inapropiado para las características de los chicos prematuros, los más críticos”, señaló en diálogo con Contexto Marcelo Blanco, delegado de CICOP en el San Martín.

“Tuvo que suceder esto para que el Ministerio asigne una partida de presupuesto para arreglar el pabellón de maternidad. Pero esto es un parche, porque van a poner una membrana en el techo del pabellón. Hay una ausencia sistemática del gobierno provincial en su política sanitaria”, denunció Blanco.

En tanto, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, el fin de semana, los cirujanos tuvieron que iluminar con sus celulares a una beba mientras realizaban una compleja operación de corazón, debido a un corte de luz. Los generadores del hospital tardaron más de lo habitual en restablecer el servicio y los médicos usaron sus celulares para cerrar el esternón de la paciente sin terminar la intervención para resguardar su vida.

Los conflictos en los hospitales bonaerenses se producen mientras el gobierno de María Eugenia Vidal mantiene cerrada la paritaria con los trabajadores profesionales de la salud nucleados en la Ley 10.471. La “crisis sanitaria” y la no apertura de la paritaria llevaron a que CICOP, junto con judiciales (AJB) y estatales (ATE) programaran un “paro activo de 24 horas” para el próximo jueves y una marcha desde el Congreso a la Casa de la Provincia de Buenos Aires en C.A.B.A.

En tanto, en el Hospital de Niños Sor María Ludovica, el fin de semana, los cirujanos tuvieron que iluminar con sus celulares a una beba mientras realizaban una compleja operación de corazón

Falta de obras en educación

En el plano de la educación, el gobierno del intendente Julio Garro ha recibido fuertes críticas por la subejecución del Fondo Educativo, dedicado a realizar obras en las escuelas del distrito.

Ante la falta en la ejecución de las obras y el mal estado de las escuelas que imposibilita en muchos casos el dictado de las clases, la Comisión de Seguimiento del Fondo Educativo elaboró un informe que sostiene que de las 35 escuelas que necesitan arreglos o construcción de edificios y que ya están presupuestados, en solo cinco establecimientos (14%) se iniciaron los trabajaos.

En ese texto se indica que las obras está en condiciones de arrancarse pero aún no se hicieron en trece escuelas, en siete están en proceso de licitación, hay cinco que están asignadas pero todavía no en condiciones de inicio y las últimas cinco están frenadas por diversos motivos. Las obras implican una inversión de 85 millones de pesos y se deberían ejecutar este año.

Los gremios de la educación y las comunidades educativas de las escuelas han expresado su malestar. La semana pasada, estudiantes de la Secundaria Nº 8 del centro platense hicieron una sentada en la esquina de 9 y 48 para llamar la atención de las autoridades de la cartera educativa bonaerense y del gobierno de Garro, a raíz del ruinoso estado de los baños de la escuela.