El macrismo designó como presidenta del ENACOM a la principal opositora de la Ley de Medios

Se trata de Silvana Giudici, actual directora, que siendo legisladora defendió los intereses del Grupo Clarín y operó para que la normativa que consagra a la comunicación como un derecho no se convirtiera en ley.

369

Tras la renuncia de Miguel de Godoy del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), ocupará la presidencia la hoy directora de este organismo, Silvana Giudici, una de las voces detractoras de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA).

El 20 de marzo de 2009, Giudici, por entonces legisladora radical y presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión en el Congreso de la Nación, brindó una conferencia de prensa junto con otros legisladores de la oposición para manifestar su rechazo al proyecto que más tarde se consagraría como ley. Con características similares a los spots que por entonces TN y Canal Trece difundían advirtiendo que podían “desaparecer”, la diputada manifestó que los objetivos del kirchnerismo eran hacer una “expropiación encubierta” de medios.

“En vez de una ley que pretende ampliar el acceso de voces que hoy no tienen voz en el espectro radioeléctrico, lo que está haciendo es cercenar los derechos de algunos y direccionar el negocio al permitirles a las empresas de servicios públicos, a las telefónicas, entrar en el mercado de la radiodifusión”, sostuvo en marzo de 2009 Giudici, y advirtió que iba a haber “monopolización en el nuevo régimen” y que esto significaba una “mordaza a los medios independientes”.

Justamente bajo la gestión de la dupla De Godoy-Giudici, el ENACOM avanzó con los negociados de las telefónicas y de las grandes empresas de comunicación, permitiendo la fusión de Telecom-Cablevisión y presentando recientemente en el Senado, junto con el ministro de Modernización Andrés Ibarra (cartera de la que depende el ente regulador), un proyecto conocido como Ley Corta, que autoriza a las telefónicas a brindar servicio de televisión satelital, lo que permitiría el crecimiento de empresas como Claro y Telefónica.

Néstor Busso, referente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) y expresidente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual, en diálogo con Contexto explicó que Giudici “siempre tuvo el mismo discurso que TN y el Grupo Clarín”. Para el referente de FARCO, si bien significa un cambio de personas y no de política, Giudici “fue ferviente defensora de los grandes grupos concentrados durante el debate de la LSCA, fue la principal opositora y vocera de los opositores”. En ese sentido, manifestó que la nueva presidenta del ENACOM “es una persona que representa los intereses de los grupos concentrados de la comunicación del país”.

La “mordaza” mentada por TN y Giudici no fue tal. Durante años, la LSCA permitió abrir medios populares y reforzar los ya existentes, gracias a los diferentes programas de apoyo y al Fondo de Fomento Concursable de Comunicación Audiovisual (FOMECA) con líneas abiertas año a año. Pero con la llegada de Cambiemos y de Godoy-Giudici, el ENACOM comenzó con serios retrasos en los pagos de los fondos concursables (adeudándose aún líneas de 2015), atentando con el normal funcionamiento de estos medios. Y la mordaza se concretó con esta dupla, siendo que FM Ocupas de Moreno, creada en 2012, fue sacada del aire, y Radio M, de La Matanza, M Fórmula, de la localidad de Merlo, y FM Milenio de Formosa, sufrieron decomisos de sus equipos por parte del ENACOM.

“Hay una fuerte concentración en el control de los medios de comunicación y una persecución a las radios y medios comunitarios o a todas las voces que no se suman al concierto de la cadena oficial privada de medios que reproduce el discurso del poder económico y el gobierno”, destacó Busso.

Cabe recordar que el presidente Mauricio Macri creó por decreto el ENACOM tras la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), organismo de aplicación de la LSCA -dejando sin aplicación alguno de sus principales artículos-, con el compromiso de crear una nueva normativa, siendo Giudici la coordinadora de la comisión encargada de su redacción, dejando así en evidencia que la ley de comunicaciones del macrismo nada tiene que ver con la sancionada en 2009.