Violento ataque a FM Difusión de Berisso

La emisora fue violentada el Día del Trabajador y suma una afrenta más a los medios de orientación popular.

431

El 1º de mayo no fue un buen día para el trabajo que tradicionalmente lleva a cabo FM Difusión de Berisso: la radio de clara orientación popular sufrió un llamativo ataque que implicó violentar la puerta, desconectar cables, romper televisores y cámaras y el inquietante detalle de dejar un cuchillo como señal. Lo sugestivo del hecho fue que no robaron ningún elemento de valor, así como la libertad de acción de que gozaron los agresores en pleno día, en una zona que los feriados suele tener custodia dado los accidentes frecuentes de la lindante calle Génova.

Si bien desde la emisora prefirieron ser cautelosos, el hecho se produjo en un contexto de aumento de los ataques a los medios populares de comunicación, que van desde actos de vandalismo hasta el disciplinamiento con la pauta publicitaria o las trabas burocráticas.

Gabriela Corral conduce el informativo matinal de FM Difusión y aún no sale del estupor. Un día después del ataque, describe con angustia el estado en el cual quedaron las instalaciones. Pero prefiere no especular sobre el motor de los hechos. “Es muy raro. No se entiende. Forzaron una puerta de metal que es muy difícil. Destrozaron pero no rompieron por romper, cosas muy puntuales. Y en medio de todo el desastre, entre los micrófonos, un cuchillo”.

La periodista, que al igual del resto de la radio hoy llevó adelante sus labores, señala que la radio dirigida por Cecilia Bignasco y Jorge Drkos tiene una orientación ideológica que claramente no condice con la gestión actual y que a la vez “rescata lo barrial y ese vinculo con la comunidad, dando voz a los vecinos todo el tiempo”. En su cuenta personal de Facebook, Corral publicó: “Como periodista aclaro que no me voy a callar, y estoy segura que mis compañeros tampoco”.

La denuncia fue realizada en la Comisaria Primera de Berisso y quedó radicada en la UFI N° 9 del fiscal Juan Pablo Iaccarino Taiana y el Juzgado de Garantías N° 4 del juez Juan Pablo Massi.

“No es un momento fácil para medios con miradas propias. Es un hecho más dentro de un contexto, pero lo peor es acostumbrarse”

La asociación con otros eventos es inevitable. El 30 de marzo pasado, FM Alas de El Bolsón sufrió un incendio intencional con mensajes amenazantes. FM Ocupas de Moreno, creada en 2012, está fuera del aire a pesar de que en 2015 el Estado la declaró legal. Semanas atrás, Pablo Antonini, presidente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), había hablado con Contexto sobre el endurecimiento de criterios para la asimilación de medios alternativos, rechazando proyectos por razones “ridículas, como una radio mapuche rechazada por una fotocopia mal hecha”, y a la vez cerrando radios “con un clima enrarecido, con entradas y ataques”.

Este fin de semana se realizó en La Plata la asamblea anual de FARCO y participaron por primera vez representantes de FM Ocupas. Mariano Sánchez, integrante de la emisora, dijo a Contexto que el ENACOM (Ente Nacional de Comunicaciones) “argumenta que no tenemos los papeles. Pero tenemos el empadronamiento del AFSCA, que es algo con validez. A raíz de eso, nosotros presentamos todo y pedimos pronta restitución del permiso”.

FM Ocupas es “una radio para personas con discapacidad dentro de un centro. Por ende, es transversal a todas esas actividades”. Y grafica: “Para que te des una idea, solamente a la mañana concurren sesenta jóvenes con discapacidad. Hay taller de radio y otras actividades referidas a la salud mental. Somos un número importante de personas”.

Sánchez entiende que la situación va más allá de FM Ocupas. “Es un flagelo de radios comunitarias de todo el país. Lo confirmamos este fin de semana, estuvimos en la asamblea anual de FARCO y nos interiorizamos un poco y dimos cuenta”.

Ante un panorama complejo, Antonini se mostró optimista: “La asamblea fue un éxito, muy intensa en términos de participación, como de calidad y cantidad de debates. El documento final incluye trece radios nuevas. De distintos puntos del país. Sobre todo en este contexto, con políticas de desmoralización y silenciamiento de voces disonantes de la cadena nacional oficialista”. Respecto de los ataques, expresó “repudio y solidaridad. No es un momento fácil para medios con miradas propias. Es un hecho más dentro de un contexto, pero lo peor es acostumbrarse”.