Intendentes y legisladores exigieron a Vidal y Ritondo que den respuesta al problema de la inseguridad

Tras el asalto a una comisaría en San Justo, jefes comunales del Conurbano y diputados bonaerenses se reunieron para discutir los problemas de inseguridad en toda la provincia. La presentación hizo foco en la insuficiencia de efectivos policiales y la necesidad de municipalizar la Policía Local.

187

Intendentes de los distritos del Conurbano más densamente poblados se reunieron ayer con legisladores provinciales del PJ y Unidad Ciudadana para discutir cómo combatir la inseguridad en territorio bonaerense. Atravesada por el violento ataque a una comisaría en San Justo, la reunión en el Anexo de la Cámara de Diputados fue encabezada por el intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde y Verónica Magario, de La Matanza, y tuvo como eje fundamental la necesidad de otorgar a los jefes comunales competencia y recursos en la planificación de seguridad de cada distrito como también la definitiva municipalización de la Policía Local, que depende del Ministerio de Seguridad bonaerense.

“Es momento de escuchar las razones que tenemos para discutir, ya sea desde ciudades como La Matanza, con sus casi 2 millones de habitantes, como de un pueblo del interior de la provincia, con 10 mil habitantes pero con amplio territorio. La provincia de Buenos Aires es diversa, donde en este momento nos aúnan temas que no están siendo abordados por el gobierno de Vidal”, expresó la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario. En el distrito que conduce se encuentra la localidad de San Justo, donde ocurrió el violento episodio donde resultó baleada la oficial Rocío Villareal, ahora en estado crítico.

La intendenta compartió el panel de oradores junto al jefe de bloque del PJ Unidad y Renovación, Julio Pereyra, la presidenta del bloque de diputados de Unidad Ciudadana-FpV, Florencia Saintout, y su par en el Senado, Teresa García, el diputado nacional Fernando Espinoza, la legisladora Rocío Giaccone y los intendentes de Ituzaingó y de Daireaux, Alberto Descalzo y Alejandro Acerbo.

En tanto, Insaurralde remarcó que el objetivo “no es politizar un tema que nos duele a todos los bonaerenses, que es la inseguridad”. El jefe comunal de Lomas de Zamora sostuvo que era indispensable transferir a los intendentes las responsabilidades para planificar políticas de seguridad, acompañado por los recursos que ello conlleva.

“Nunca fuimos convocados a mesa de trabajo para discutir proyectos muchos de los intendentes que apoyamos la creación de la Policía Local. Creemos que debemos encontrar un Norte y pedir a María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad Cristian Ritondo discutir cuál es nuestra responsabilidad”, competó.

Martín Insaurralde: “Creemos que debemos encontrar un norte y pedir a María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad Cristian Ritondo discutir cuál es nuestra responsabilidad”.

En los últimos años, han sido varios los municipios –sobresale el caso de Ensenada– de jefes comunales que denunciaron la falta de presupuesto para inversión en seguridad por parte del gobierno de María Eugenia Vidal, y que debieron desembolsar de la propia caja municipal para equipamiento. El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, fue tajante en este punto y aseguró: “Poco a poco, los intendentes nos vamos haciendo cargo nosotros mismos de cosas para las cuales no tenemos las herramientas adecuadas. Cada intendente de la provincia saca de su propio presupuesto, que le quita a la obra pública o a un servicio público, para invertir en seguridad”.

Sobre este punto, Magario remarcó el déficit de efectivos policiales que padece el distrito de La Matanza, donde se pasó de tener 6 mil efectivos en servicio en 2015, a sólo contar con 4 mil en la actualidad.

Según remarcaron los funcionarios, lo estipulado en la actualidad por la Constitución de la Provincia de Buenos Aires no brinda ningún tipo de atribución o papel a los jefes comunales para intervenir en políticas de seguridad. Entre los distintos comentarios, se intentó articular un abordaje integral de las problemáticas tanto de los municipios más populosos del Conurbano como de los pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires.

En este aspecto, el intendente Acerbo manifestó: “No es que no tengamos problemas de seguridad en el interior: en todos los distritos de la provincia los tenemos. Nuestro problema está fundamentalmente vinculado a los recursos. La mayoría de los pueblos recibimos un tercio de los recursos que ejecutamos diariamente con la Policía. Inclusive, nosotros tenemos la ‘patrulla rural’, que no entra en la órbita de seguridad de la ciudad, pero que necesita nuestro auxilio permanente”.