Con la paritaria estancada que arrastra siete encuentros fallidos, y tras dos meses del inicio de las clases, los gremios que integran el Frente de Unidad Docente bonaerense (Suteba, FEB, Udocba, UDA, AMET) le entregaron una carta a María Eugenia Vidal en Gobernación para abordar de manera “urgente” una serie de variables educativas. Entre estas se destacan un mayor aumento salarial, falta de cargos docentes, inversión en infraestructura escolar y soluciones ante las problemáticas que atraviesa la obra social IOMA.

Luego del paro de la semana pasada, los gremios continuaron con su reclamo tras el fin de semana largo a través de una presentación escrita para que Provincia convoque nuevamente a paritarias y se pueda destrabar el conflicto.

La jornada tuvo momentos tensos. Al mediodía los docentes se dieron cita en la esquina de 6 y 51 y luego los principales referentes gremiales entregaron la carta en Gobernación. Pero antes, denunciaron el destrato del gobierno: estuvieron más de una hora bajo la lluvia, no fueron atendidos y entregaron la carta por las rejas que rodean la Gobernación.

“Le vamos a presentar una carta a la gobernadora para que resuelva este conflicto, no puede ser que lo dilaten tanto, que aumenten los precios y tarifas y quieran aumentar los salarios por debajo de la inflación”, dijo a Contexto Roberto Baradel, secretario general del Suteba, antes de entregar la carta y en referencia a las repetidas propuestas salariales del gobierno del 15% que fueron rechazadas por el FUD por “insuficientes”.

Por su parte, Mirta Petrocini, titular de la FEB, cuestionó las medidas “inconsultas” y “unilaterales” que tomó el gobierno, como en el caso de los cierres de bachilleratos para adultos, y pidió una entrevista con la gobernadora “para plantearle la realidad que viven las escuelas”.

La paritaria docente se encuentra trabada y los gremios han apostado a distintas medidas para generar respuestas del gobierno. Paros, volanteadas y clases públicas en el marco del armado de la carpa docente fueron algunas de ellas. En este caso, piden que la gobernadora los atienda personalmente visto que las reuniones con los ministros Gabriel Sánchez Zinny (Educación), Marcelo Villegas (Trabajo) y Hernán Lacunza (Economía) no dieron buenos resultados.

“Lo bueno sería que nos reciba la gobernadora para abordar una agenda educativa que es integral, pero será decisión de ella: le mostrará a la sociedad si está verdaderamente dispuesta al diálogo o si el diálogo es una puesta en escena como tantas otras cosas de este gobierno”, lanzó Baradel.

“Lo bueno sería que nos reciba la gobernadora para abordar una agenda educativa que es integral, pero será decisión de ella: le mostrará a la sociedad si está verdaderamente dispuesta al diálogo”

En tanto, Miguel Díaz, secretario general de Udocba, cargó contra la postura del gobierno de “acercar siempre la misma propuesta y decir que ‘esto es lo que hay’”. Y agregó: “Queremos terminar este camino y pedimos la presencia de la gobernadora para escuchar las palabras de ella”, porque “la provincia tiene el dinero para resolver la paritaria, tiene una recaudación muy importante, incluso inédita, y cuenta también con el apoyo de Nación, por lo que está en condiciones de resolver el conflicto”.

Los docentes señalaron en la carta que, además del aspecto salarial, la falta de refacciones, construcciones de aulas y edificios escolares y obras paralizadas “produjeron que miles de niños, jóvenes y adultos iniciaran el ciclo lectivo a fines de abril, funcionando con turnos alternados, reducidos o en espacios no aptos para la tarea educativa”.

La defensa del sistema de seguridad social provincial, la regularización en el funcionamiento de IOMA, el cierre de escuelas y cursos y el traspaso de los Centros de Formación Profesional (CFP) a la órbita del Ministerio de Trabajo fueron otros reclamos que los gremios apuntaron en la carta.

“Consideramos estas variables educativas de urgente tratamiento, ya que el empeoramiento de las mismas deteriorara aún más el funcionamiento de las instituciones educativas, con el consiguiente deterioro del trabajo docente, y la vulneración del derecho a la educación de niños, jóvenes y adultos”, agregaron en la misiva.