Cerca de quinientos farmacéuticos bonaerenses se movilizaron a la puerta de la Gobernación, en La Plata, donde leyeron una carta abierta en la que manifestaron su rechazo a la falta de respuestas por parte de la gobernadora ante el posible ingreso de la cadena Farmacity en la provincia.

La movilización partió de la sede del Colegio de Farmacéuticos de la provincia ubicado en calle 5 e/ 51 y 53 hacia calle 6, donde al mediodía realizaron un acto, y luego se dirigieron a la Legislatura bonaerense, donde la Cámara de Diputados trató el proyecto presentado por el Frente Renovador.

Por 43 votos contra 40, la oposición le dio media sanción al proyecto del diputado massista Lisandro Bonelli. Ahora el tratamiento pasará al Senado, donde se espera que Cambiemos haga uso de su mayoría para detenerlo. Los farmacéuticos asistieron a la sesión y desde los palcos abuchearon a los diputados de Cambiemos que se opusieron al proyecto.

Los farmacéuticos se apostaron frente a la puerta de la Gobernación al mediodía, sobre calle 6, con banderas de sus distritos y carteles con mensajes en defensa de su profesión y de la ley que la regula (Ley N° 10.606). Durante el acto, presidido por María Isabel Reinoso, titular del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires, cuestionaron duramente que la gobernadora no se exprese en contra del desembarco de la empresa cuyo fundador y uno de sus accionistas es Mario Quintana, vicejefe de Gabinete del gobierno nacional.

“Hemos pedido reuniones con Vidal desde hace mucho tiempo, pero siempre nos dan una excusa diferente. No hay una intención política de atendernos”, dijo a Contexto Reinoso. “Le pedimos a la gobernadora que defienda la autonomía de la provincia, porque el dictamen de la Procuración, a medida de Quintana, lo que hace es llevar a discutir el conflicto a nivel nacional, porque ese terreno es más propicio para Quintana”.

El juicio entre la provincia y Farmacity comenzó en 2012. Desde su inicio, la Justicia bonaerense falló en distintas instancias en contra de los intereses de la empresa. Pero la balanza se inclinó a favor de Farmacity a través de un fallo del último 13 de abril, donde el procurador nacional Eduardo Casal contradijo a la Justicia bonaerense y atendió el pedido de la empresa de declarar inconstitucional el artículo 14 de la Ley N° 10.606. Ahora, la decisión final será de la Suprema Corte de la Nación.

Ese artículo es crucial porque define el criterio para establecer la propiedad de las farmacias, impidiendo que los dueños sean sociedades anónimas. Sostiene que pueden ser autorizadas las instalaciones de farmacias cuando la propiedad sea de profesionales farmacéuticos con título habilitante; de sociedades colectivas o sociedades de responsabilidad limitada; de sociedades en comandita simple; de establecimientos hospitalarios públicos; o de las obras sociales, mutuales o gremiales.

Es por esto que el proyecto que aprobaron en Diputados ayer considera “taxativo” el artículo 14, es decir que no se puede modificar mediante ninguna ley.

“La ley establece un modelo sanitario, que seguramente se puede mejorar para mejorar el servicio, pero de ninguna manera estamos dispuestos a que se mercantilice la profesión a partir del ingreso de las sociedades anónimas y los fondos de inversión. Le quita independencia al ejercicio de la profesión”, remarcó Reinoso. En la provincia hay 4.000 farmacias donde trabajan 7.600 farmacéuticos.

“La ley establece un modelo sanitario, que seguramente se puede mejorar para mejorar el servicio, pero de ninguna manera estamos dispuestos a que se mercantilice la profesión a partir del ingreso de las sociedades anónimas y los fondos de inversión”

Los farmacéuticos contrapusieron el sistema sanitario provincial basado en entender las farmacias como un “servicio de utilidad pública” a “las lógicas monopólicas del mercado”.

“No es negociable que las sociedades anónimas sean propietarias de farmacias. Los fondos de inversión quieren ejercer nuestra profesión, y eso no lo vamos a permitir, como tampoco estamos dispuestos a negociar ante este monopolio y los intereses de un funcionario”, sostuvo Reinoso.

El artículo 3º de la ley indica que las farmacias deben garantizar la extensión del sistema de salud, distribuidas “racionalmente” por el territorio provincial. Señala que tiene que haber una farmacia cada 3.000 habitantes por localidad y en aquellas localidades de menos de 6.000 habitantes se podrá habilitar una segunda farmacia cuando la población exceda los 4.000 habitantes.

Con la llegada de Farmacity, los locales de este negocio se concentran en las ciudades de mayor densidad poblacional, dejando de lado las zonas más alejadas que le rinden menos ganancias.

“El modelo de Farmacity es totalmente comercial, cuando en la provincia el medicamento es un bien social y la farmacia un servicio público; es un modelo a nivel mundial. Somos una profesión independiente, nos habilita el Ministerio de Salud y no un organismo de comercio”, afirmó a Contexto Ricardo Pesenti, farmacéutico y protesorero de la Confederación Farmacéutica Argentina.

Farmacity funciona en C.A.B.A., Córdoba y mantiene litigios contra las leyes sanitarias de Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Tucumán. En lo económico, el sistema comercial que impulsa la empresa de Quintana es duramente criticado también porque abre el mercado y queda en manos de monopolios que dominan y fijan precios, destruyendo la fabricación nacional de medicamentos. Fue aplicado en Chile y ha recibido fuertes críticas por la concentración que generó.

En La Plata, el peronismo se opone a Farmacity

Concejos Deliberantes de distintas localidades de la provincia han llevado al recinto su postura en contra de Farmacity. En Pilar y San Fernando se aprobaron ordenanzas en este sentido.

En La Plata, donde hay más de 250 farmacias, esta semana la oposición peronista (PJ y Unidad Ciudadana) hizo una presentación de rechazo que pasó a la Comisión de Legislación y se tratará la semana próxima.

La presentación fue del concejal Iván Lugli (PJ) y contó con el apoyo de los ediles de Unidad Ciudadana. “No estamos en contra de las inversiones, pero sí de los monopolios que afectan a miles de familias de la ciudad. Acompañamos la lucha de los farmacéuticos de La Plata y el resto de la provincia”, dijo a Contexto Norberto “Chucho” Gómez, edil de Unidad Ciudadana.