Lo que varios medios de comunicación difundieron anteayer como un “desalojo a una violenta toma de tierras” en la zona platense de Etcheverry puso en evidencia la fuerte crisis que los productores de agricultura familiar atraviesan frente a la dificultad para acceder a tierras para producir. Al presentarse un grupo de referentes de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) en un acto de reclamo en la vía pública en una zona de terrenos ociosos, un operativo de la Policía bonaerense avanzó con violencia hacia los manifestantes y llevó detenidos a tres representantes de la organización.

“Son terrenos vacíos lindantes a las vías y con propietarios difuntos, por eso nos presentamos a reclamar por un plan de viviendas y sostener el reclamo de tierras para producción. Entonces vinieron efectivos de la comisaría de Olmos y se llevaron compañeras mujeres detenidas, les pegaron y se las llevaron detenidas”, dijo a Contexto el referente de UTT, Nahuel Levaggi, tras el acampe que mantuvieron ayer frente a la fiscalía y la comisaría de Olmos hasta que Elizabeth Aldapi, Emery Segovia (quien se encuentra embarazada) y Javier Benítez fueran liberados.

“El problema de fondo acá es la imposibilidad del acceso a la tierra. Ya son conocidos los casos de verdurazos y acampes que hemos realizado por hacer efectiva la ley de créditos para poder comprar tierras. No hay respuestas y la situación en La Plata es sumamente crítica debido a la fuerte especulación inmobiliaria que hay detrás de las tierras”, agregó Levaggi.

“El problema de fondo acá es la imposibilidad del acceso a la tierra. Ya son conocidos los casos de verdurazos y acampes que hemos realizado por hacer efectiva la ley de créditos para poder comprar tierras. No hay respuestas”

Las detenciones fueron denunciadas como arbitrarias e injustificadas, ya que durante la manifestación llevada adelante no se cometió ningún delito. De las cinco detenciones, las tres que se extendieron y continuaron hasta el día de ayer fueron bajo la figura de “resistencia a la autoridad”, que no es delito sino contravención. Durante el tiempo de detención fueron agredidos física y verbalmente. La Comisión Provincial por la Memoria presentó un habeas corpus en favor de los tres detenidos, pidiendo asistencia médica y que les tomasen declaración en el transcurso del día.

“Ante la desesperación tanto de quienes viven en las quintas como de quienes viven en asentamientos, tuvieron la idea de manifestarse para recuperar tierras, cosa que tampoco se concretó porque el operativo policial actuó sin que se ingresara en ningún predio”, dijo Cristóbal  Marcioni, referente de la agrupación social Justicia y Libertad, que trabaja con Cooperativas de Trabajo y realiza actividades en la misma zona donde ayer se produjo la represión. Desde este sector pudieron observar y acompañar el conflicto de los trabajadores de la agricultura.

En la actualidad, a nivel regional hay unas 8.000 familias que trabajan en el espectro de la agricultura familiar. Según expresaron desde la Unión de Trabajadores de la Tierra, desde este sector se produce más del 60% de los alimentos que se consumen en Argentina con apenas el 13% del territorio cultivable. Sin embargo, más del 70% de las familias no tiene tierra propia. Por este motivo, el gremio impulsa una Ley de Acceso a la Tierra que habilite créditos blandos para que los productores de alimentos tengan tierra propia.

“No hay política de Estado en materia de acceso a la tierra, es un asunto de privados contra otros privados. En ningún lugar del mundo funciona así. El Estado municipal no garantiza el acceso a la tierra y la vivienda y además hace caso omiso de las especulaciones inmobiliarias que hay sobre el territorio”, agregó Marcioni.