La tensión entre IOMA y sus prestadores y afiliados por las deudas que la obra social mantiene desde el año pasado se recrudeció ayer en La Plata en una nueva jornada de reclamos en la puerta de la sede central de calle 46. Allí, acompañantes terapéuticas, psicólogos, psicopedagogos y cuidadores domiciliarios realizaron un acampe desde las 8 hasta las 20 hs, que se repetirá hoy en la misma franja horaria, para exigir que las autoridades den una respuesta que permita destrabar el conflicto.

Las acompañantes terapéuticas se encadenaron en la escalera de ingreso. Ya lo habían hecho la semana pasada en la puerta de Gobernación para que María Eugenia Vidal atendiera la situación, algo que no sucedió. Por esto volvieron a salir a la calle para pedir los pagos cuyos atrasos se demoran entre seis meses y un año, y que alcanza a 4.300 acompañantes y 1.800 cuidadores en toda la provincia.

Las acompañantes terapéuticas se encadenaron en la escalera de ingreso. Ya lo habían hecho en la Gobernación para que Vidal atendiera la situación.

Como pretexto para postergar el pago, desde la obra social aducen que todavía no funciona correctamente el nuevo sistema de facturación digital (SIGAF) que suplantó al manual para el pago a todos los prestadores del Estado bonaerense. “Es una excusa para justificar el no pago”, dijo a Contexto Alejandra Gleig, músicoterapeuta. “Hace meses que estamos denunciando el vaciamiento que hay sobre IOMA, y también la no cobertura a los afiliados y el no pago a los prestadores”, agregó.

Sentadas en las escaleras con carteles en mano, las acompañantes terapéuticas hicieron oír su reclamo. En la esquina del edificio, en 14 y 46, otros prestadores cortaron el tránsito. El clima fue espeso ante la falta de respuestas mientras los prestadores afectados no pueden sostener los gastos más elementales.

La situación se volvió más angustiante la semana pasada, cuando una cuidadora intentó suicidarse en IOMA, y el viernes, cuando los prestadores y afiliados presentes en Gobernación vieron cómo un auto conducido por un desconocido atropelló a una de las trabajadoras mientras llevaban a cabo la medida de protesta.

Las acompañantes denunciaron que hasta el momento sólo han recibido “ninguneo” y “amenazas” por parte de los directivos de IOMA. El viernes, en Gobernación, tuvieron una reunión con las autoridades pero no hubo avances.

“Prestadores y afiliados nos sentimos desprotegidos, tenemos un Estado ausente que no atiende nuestros reclamos”, afirmó a Contexto Marisol Salvador, una de las acompañantes terapéuticas encadenadas. “Las autoridades de IOMA enviaron a un representante para que hagamos una lista con los nombres de las personas que estamos acá, pero en realidad queremos que todos los prestadores de la provincia puedan cobrar su salario”, agregó Salvador.

“Las autoridades de IOMA enviaron a un representante para que hagamos una lista de las personas que estamos acá, pero en realidad queremos que todos los prestadores puedan cobrar”

Otros prestadores, mismos reclamos

En lo que va del año, IOMA también recibió duras críticas de médicos, farmacéuticos, clínicas privadas y odontólogos por el mismo motivo de pagos demorados. En el caso de los médicos, en los primeros días de marzo hicieron un cese de tareas que llevó a que IOMA haga efectivos los pagos de los meses más retrasados. “Los médicos les pararon y a las pocas horas les pagaron. Si lo hicieron con algunos, lo pueden hacer con el resto de los prestadores”, señaló Salvador.

En tanto, los afiliados se vieron afectados cuando dos semanas atrás la Federación Médica (FEMEBA) decidió reducir las prestaciones de cobertura a seis consultas anuales y no más de dos por mes, por las deudas de la obra social, ante lo cual IOMA tuvo que salir a informar que se haría cargo de los gastos que sus afiliados tuvieran que pagar de su bolsillo.

Los prestadores también señalaron que desde IOMA buscan dilatar el pago justificando que no lo pueden liquidar para todas las acompañantes juntas porque no tienen un gremio o colegio que las reúna. Mañana el reclamo continuará durante toda la jornada.