Desde Unidad Ciudadana en la Legislatura salieron a marcar que los “esfuerzos” que hará Provincia –según anunció María Eugenia Vidal– para reducir el impacto de los tarifazos son “insuficientes”, “imperceptibles” y “un descuentito después de un aumentazo”. Senadores y diputados le pidieron que convoque a una sesión especial para discutir el tema “seriamente”.

Este martes, directamente, el Bloque de Diputados FpV-PJ salió a reclamarle a Vidal “una sesión especial urgente para resolver realmente los problemas de los tarifazos, y no cortinas de humo que no solucionan el impacto que sufren los 16 millones de bonaerenses”.

Con el hashtag #VidalMiente, la presidenta de esa bancada, Florencia Saintout, aseguró que el “anunció de Vidal sobre las tarifas es una estafa” porque “propone una baja insignificante que representa $18 en facturas de luz de $1.400, mientras sus socios dueños de las distribuidoras ganan 6 millones por día”.

“Aumentazo y descuentito. Si no podés pagar, tenés las cuotas para no poder pagarlo mañana. Y si te querés quejar, tenés un 0800. Esta es la política del maltrato de Vidal”, agregó Saintout, en referencia a una supuesta línea de reclamos que habilitaron desde Cambiemos.

Ya el 19 de abril desde ese espacio le reclamaban a Vidal “que convoque a una sesión especial para tratar los proyectos que buscan frenar los aumentos impagables que afectan a 16 millones de bonaerenses”. No obstante, desde el oficialismo venían frenando esa posibilidad, hasta hoy, que hubo un cambio de opinión.

Por su parte, desde la Cámara Alta, la jefa de la bancada kirchnerista Teresa García sostuvo: “Las familias están sufriendo un verdadero castigo por parte de Macri y de Vidal, y este anuncio no cambia esa situación porque en realidad la proporción de la baja anunciada hoy por la gobernadora respecto de la suba de las tarifas que se viene aplicando desde 2016 es realmente ínfima”.

“Vamos a acompañar las medidas que tiendan a hacer menos dura la situación de los bonaerenses, pero seguimos insistiendo en que el verdadero problema son las tarifas impagables que definieron la gobernadora y el presidente”, agregó en relación con las propuestas que, supuestamente, Vidal mandará para debatir.

“Lamentablemente, el esfuerzo más duro lo siguen haciendo los vecinos de la provincia, que son quienes tienen que pagar las tarifas pero reciben cada vez menos obras de las empresas que todos sabemos que son de amigos de Macri”, concluyó García.

El reclamo de las pymes

Las pymes salieron rápidamente a pedirle a Vidal que las incluya en las rebajas, ya que son uno de los sectores más afectados por el aumento de los servicios públicos. “La energía implicaba entre 5 y 7% en 2015. Hasta enero de 2018 era entre 27 y 30% del costo de producción”, explió Daniel Moreira de APYME en declaraciones periodísticas.

“Esto del 15% no nos contempla y es lo mismo que hicieron con los pagos en cuotas, que tampoco nos incluye. Más que un descuido, es un objetivo”, denunció. El sector debe pagar un IVA del 27% y se calcula que hasta el 40% de la factura mensual está comprendida por tributos extras. Por ejemplo, una factura de 30 mil pesos puede llegar a contener unos 8 mil pesos que van directamente a Provincia, Nación y municipios.

Concretamente, Vidal anunció que dejará sin efecto dos decretos, el 7290/67, que creó el Fondo Especial de Desarrollo Eléctrico, y el 9038/78, que establece un gravamen adicional al consumo de energía eléctrica para grandes obras.

En tanto, a la Legislatura mandará la modificación de los marcos regulatorios de la energía eléctrica y el gas, las leyes Nº 11.769 y Nº 13.404, respectivamente. Las iniciativas ya habían sido planteadas por UC-FpV, pero ahora Vidal decide tomarlas como propias cuando las encuestas muestran la caída de su imagen y de la de Macri.