Nuevos ataques violentos a un centro cultural platense

Un principio de incendio intencional y pintadas que reivindican a Videla o misóginas fueron sufridas por El Mordisquito, ubicado en 18 y 57, y motivan una denuncia conjunta con la Comisión Provincial por la Memoria.

356

Por Ramiro García Morete

“Lo tuyo, que es monstruoso porque es historia y está escrito en la memoria, en los papeles, en las cárceles, en los muertos y en los vivos que están muertos. Sos el pasado, el pasado más cruel que haya vivido nación alguna”. Es un lugar tan común como triste que las palabras de Discépolo, en este caso, en uno de sus inolvidables parlamentos dirigidos a Mordisquito, no pierdan vigencia. Y mucho menos ante los repudiables ataques sufridos por el Centro Cultural El Mordisquito que alcanzaron su punto más álgido con el incendio intencional durante la madrugada del lunes. En la semana, el espacio ubicado en la zona del Islas Malvinas había visto sus paredes con pintadas que clamaban “Viva Videla” y “Muerte a los zurdos”. A su vez, el pasado 13 de abril,el mural de Micaela García (víctima del femicidio) que acompañó la inauguración de la Biblioteca Popular Feminista fue tachado y vejado con inscripciones como “Putas” que, por el trazo, pertenecería al mismo autor. Si bien los responsables del centro radicaron la denuncia en la Comisaría 5° de La Plata, presentarán una ampliación de la misma en conjunto con la Comisión Provincial por la Memoria “porque entendemos que es el lugar indicado, ya que no alcanza con nuestra denuncia particular”, explicó Ignacio Fernández Camillo, integrante del espacio.

Si bien la comisaría es la que tiene que elevar la denuncia a la Fiscalía N° 5,  los damnificados ya tuvieron este mediodía un encuentro con la fiscal a cargo, Leila Aguilar, mientras que a la tarde actuó la Policía Científica. Cabe recordar que El Mordisquito cobija actividades como talleres de tango, teatro o ajedrez, además de tener un espacio de venta de frutas y verduras, llevado adelante por organizaciones llamadas “Oleadas”, que nuclean a militantes del Movimiento Evita y Seamos Libres. 

Alrededor de las 3:40 de la madrugada, una vecina advirtió el siniestro y avisó a la Policía y Bomberos, que raudamente controlaron las llamas. “Veinte minutos más y se prendía todo”, contó Ignacio Fernández Camillo. El peritaje de Bomberos indica que el incendio fue intencional y que fue llevado a cabo desde adentro, ingresando al lugar con conocimiento claro de los horarios.

“La doctrina CHOCOBAR, entre otras POLÍTICAS, hace enaltecer a quienes idolatran a VIDELA. Que se discuta el genocidio o la cifra de desparecidos alienta a aquellos que tiene una configuración previa acorde y se da un refuerzo cultural”

“No creemos que sea contra el espacios, sino contra las ideas”, reflexionó. “Si en el barrio se organiza algo que pretende contener e ir contra el sistema imperante y patriarcal, molesta a algunos. Pero no es nuestra intención escrachar, sino hacer justicia”. Y adhiere a que este acto forma parte de un clima de época: “La doctrina Chocobar, entre otras políticas, hace enaltecer a quienes idolatran a Videla. Que se discuta el genocidio o la cifra de desparecidos alienta a aquellos que tiene una configuración previa acorde y se da un refuerzo cultural”. 

Con tristeza pero reconfortado por la solidaridad de los vecinos, Camillo dice: “Teníamos programado para el 5 de mayo una resingnificación del mural de Micaela García. Pero ahora estamos con esto… desde las 5:30 de la mañana trabajando y recibiendo la ayuda de la gente del barrio”.