Las Madres de Plaza de Mayo entregaron ayer al Colegio Nacional “Rafael Hernández” de La Plata las baldosas pintadas con los pañuelos blancos que fueron removidas de la histórica Plaza de Mayo. “Este pañuelo es el abrazo de nuestros hijos”, consideró Hebe de Bonafini durante la ceremonia.

Según informó la institución que depende de la Universidad, “el presente se colocará en el Jardín del Edificio Madres de Plaza de Mayo, junto a la escultura Memorial Noche de los Lápices y el mural Noche de los Lápices”.

hebe: “Todos los jóvenes de esa generación se prepararon para luchar por la Patria. Este pañuelo es el abrazo de nuestros hijos”.

“Pasé más de nueve años recorriendo este colegio acompañando a mis hijos. Todos los jóvenes de esa generación se prepararon para luchar por la patria. Este pañuelo es el abrazo de nuestros hijos”, dijo Hebe, y agradeció “a los profesores de esa época que les enseñaron a los estudiantes a ser libres, porque la libertad, la lealtad y la solidaridad no tienen precio”.

Por su parte, la directora del colegio, Ana María García Munitis, señaló: “Es un día de gran emoción para nosotros, y de orgullo. El acto es de ellas, de las Madres”. También se dirigió a los estudiantes: “Para nosotros ustedes son el futuro, y tener este ícono que recorrió el mundo es muy importante”.

Herenia Sánchez Viamonte: “Me emociona mucho volver al Colegio. Yo fui profesora. Mis hijos estudiaron acá. Es muy lindo ver cómo se los recuerda”.

Por su parte, según el comunicado del Colegio Nacional, la Madre Herenia Sánchez Viamonte recordó el paso de sus hijos por esas aulas: “Me emociona mucho volver al colegio. Yo fui profesora. Mis hijos estudiaron acá. Es muy lindo ver cómo se los recuerda en el mural, en la escultura (por la obra Memorial Noche de los Lápices), en los trabajos que hacen los chicos de hoy para recordar a nuestros hijos”.

En 2005, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires había declarado como Sitio Histórico, a través de la Ley N° 1.653, el “espacio en el cual se encuentran pintados los pañuelos que identifican a las Madres de Plaza de Mayo” alrededor de la Pirámide, el punto sobre el que todos los jueves, y desde hace 42 años, las Madres marchan en reclamo de sus hijos desaparecidos durante la última dictadura. En febrero, las baldosas fueron entregadas a la Facultad de Periodismo.

“La Plaza es historia y no vamos a dejar que la maten porque sí”