La comunidad educativa de Lanús se encuentra en pleno proceso de conflicto con la obra social IOMA, cuyas demoras y obstaculizaciones en la prestación de servicios han puesto en jaque la salud de una docente que requiere tratamiento oncológico de urgencia por un cáncer de pulmón. La seccional local del gremio Suteba denunció la situación y exige que la obra social implemente una pauta de excepcionalidad para que el trayecto burocrático se agilice y la trabajadora afectada –así como cualquiera en la misma situación– reciba el tratamiento de inmediato.

Viviana, docente de Lanús de cincuenta años, primero había sufrido un cáncer de mama que pudo superar y ahora reinició con cáncer de pulmón. Desde hace casi un mes que está a la espera de respuestas de la obra social. “El día 26 de marzo ella empezó el trámite en la delegación de Lanús, el problema es que estos trámites referidos a casos de medicación oncológica no pueden seguir la vía administrativa que tiene IOMA de manera regular, que tarde entre cuarenta y cincuenta días. Todo eso es tiempo que ella pierde en términos de calidad de vida, y necesita respuestas de manera urgente”, dijo a Contexto la secretaria de Salud de Suteba, Jimena Barrague, quien advirtió que los medicamentos son de un “altísimo costo” y cuya cobertura debe ser “autorizada sí o sí por el director de IOMA”.

Cabe destacar que una situación similar a la de Viviana desembocó en el fallecimiento de una colega docente de Lomas de Zamora en febrero de este año, hecho que suscitó una fuerte movilización por parte del gremio. Se trata del caso de Gabriela Ciuffarella, quien tenía 46 años de edad y 23 de trayectoria como docente. Desde diciembre, IOMA no le entregaba los medicamentos que necesitaba para combatir el cáncer de médula ósea con el que había sido diagnosticada en abril de 2017. La médica oncóloga que atendía su caso le había recetado a fin de año Carfilzomib. El 26 de diciembre la familia solicitó los medicamentos recetados y el pedido fue realizado nuevamente en febrero, pero la obra social recién autorizó el trámite el pasado viernes 23 de febrero, después de varias protestas de Suteba.

“Estamos muy preocupados, ya que no sólo el tiempo pasa, sino que la salud de Viviana va deteriorándose poco a poco. Desde IOMA nos dijeron que el trámite llevaba casi cincuenta días hábiles, lo cual sería cerca de dos meses”, dijo a Contexto Alberto, esposo de la docente que hoy enfrenta su problema de salud en el Hospital “José M. Penna” de la ciudad de Buenos Aires.

La docente había sido diagnosticada con cáncer hace tres años, cuando debió realizarse una operación para extraer un tumor. A finales de octubre comenzó a experimentar dolores en la zona del tórax, que en principio adjudicó a secuelas de la operación. Diferentes estudios revelaron que se trataba de una mancha en el pulmón que contenía células cancerígenas.

“Como ella hay cientos de compañeros en esta situación. Necesitamos que IOMA modifique la reglamentación para estos casos puntuales. Esto no es un caso aislado, sino que debe estar vigente para todo aquello que los compañeros presenten como medida de excepción”, afirmó Barrague.

En lo reciente, Suteba Lanús expresó a través de un comunicado: “Volvemos a destacar que IOMA tiene la obligación de garantizar la salud integral de los trabajadores que resultan ser sus afiliados. Seguiremos luchando, con la fuerza de la unidad de los trabajadores, para lograr que nuestra obra social IOMA garantice el acceso a las prestaciones necesarias en beneficio de todos los afiliados al Instituto”.