Un comerciante del barrio Parque Sicardi de La Plata denunció que Control Urbano le clausuró su pizzería luego de que le haya hecho una denuncia al delegado municipal, padre de Fernando Ponce –presidente del Concejo Deliberante–, por no haberle dado respuestas a un reclamo por zanjeo de su cuadra.

La denuncia fue publicada en el Facebook de la pizzería “Chila”, y realizada en la Defensoría Ciudadana de La Plata porque la delegación se negaba a hacerle un zanjeo para evitar que su local y su casa, ubicada detrás, en el mismo terreno, se inunden. Ante esto, la Defensoría le envió una demanda al delegado por “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

“Casualidades de la vida: ayer (por el lunes) le llegó al señor delegado una intimación de la Defensoría Ciudadana para que realice un zanjeo en mi cuadra, un reclamo que estoy haciendo hace un año, y hoy (por ayer) me vino a visitar al local Control Urbano”, escribió el comerciante en su muro.

Control Urbano justificó la clausura en que habían recibido una “denuncia anónima” porque el local no tenía habilitación. Sin embargo, los comerciantes de la zona se quejan porque sus terrenos son con posesión, no están escriturados y, por lo tanto, eso imposibilita que puedan acceder a todos los requisitos de la habilitación municipal.

El cierre del local generó malestar entre los vecinos porque, a pesar de la condición que tienen en común la gran mayoría de los negocios de la zona, sólo la pizzería recibió la clausura, lo cual provoca sospechas en torno al delegado del barrio del sur del Gran La Plata.

En la misma cuadra que la pizzería, también hay un corralón, una heladería, un kiosco, una librería, una peluquería y un almacén, pero sólo el denunciante tuvo la visita de Control Ciudadano.

“Vino una patrulla con el fin de clausurar el local porque recibieron una denuncia por no estar habilitado, hoy (por ayer) volvieron a venir porque los llamaron otra vez diciendo que se rompió la faja de clausura, y pusieron la faja”, afirmó el comerciante, y agregó que “esto se convirtió en una persecución. Como saben, siempre dimos un muy buen servicio”.

“Ponce padre también tiene una heladería y tampoco puede estar habilitado, nadie tiene los planos aprobados de la Municipalidad porque no se puede escriturar y no se puede escriturar porque -los terrenos- tienen cesión de derechos posesorios”, reiteró el comerciante en su cuenta de Facebook.

Los platenses que tienen locales en esa zona planean formar una comisión para elevar reclamos de mayor peso y ser escuchados, y así tener la habilitación correspondiente, ya que los reclamos aislados no reciben respuestas del gobierno local.