El FMI también le baja el pulgar a las metas macristas y pide ajuste

El organismo internacional bajó las perspectivas económicas de Argentina para 2018 y pronostica una inflación del 19,4% para este año. Mientras tanto, el INDEC difundió el Índice de Precios Mayoristas, que acumula casi doce puntos porcentuales en tres meses. Si la inflación no baja en mayo, Sturzenegger anunció que subirá la tasa nuevamente.

244

Por Pablo Pellegrino

Al cumplirse un mes de la visita a la Argentina de la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, en la que había elogiado la gestión de Mauricio Macri y destacado los logros en materia de política monetaria, el organismo de crédito internacional bajó las perspectivas de crecimiento para el país, elevó las proyecciones de inflación para este año y pidió más ajuste, pocos días después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) difundiera el aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mostró un alza del 2,3%.

Por si quedaban dudas, el IPC terminó de dinamitar la meta del 15% estipulada el 28 de diciembre por los integrantes del equipo económico en una clara intervención del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que desde entonces parece ser el diseñador de la política monetaria del Banco Central.

el organismo de crédito internacional bajó las perspectivas de crecimiento para el país, elevó las proyecciones de inflación para este año y pidió más ajuste.

Durante la mañana del martes, el propio Marcos Peña ratificó que están “trabajando para cumplir con la meta del 15%”, aun cuando en los primeros tres meses del año la inflación ya representa casi la mitad, alcanzando un 6,5%.

Casi en simultáneo, el FMI daba a conocer en Washington el Reporte Económico Global (WEO, por sus siglas en inglés), en el que rectifica las estimaciones que había hecho para Argentina en octubre del año pasado y afirma que se debe profundizar el ajuste del gasto público y el endurecimiento de la política monetaria. El informe sostiene que nuestro país cerrará el año con una inflación del 19,4% y que la economía crecerá dos puntos. Las proyecciones que hacía el Fondo en octubre de 2017 indicaban que la economía crecería 2,5 puntos porcentuales y el IPC subía al 16,7%.

“En algunos países, como Argentina y Turquía, la inflación sigue estando por encima de los objetivos del Banco Central, lo cual hace necesaria una orientación restrictiva de la política monetaria a fin de mantener ancladas las expectativas”, sostiene el documento. El escrito destaca los resultados que tendrán las polémicas reformas tributaria y jubilatoria, tratadas en el Congreso sobre el final del año pasado, aunque considera que no son suficientes.

“Las reformas fiscales aprobadas a finales de 2017 ofrecen mejores orientaciones en materia de disciplina fiscal y contribuirán a abordar los importantes desequilibrios del sistema jubilatorio en el país, así como a poner en marcha una reducción gradual de los impuestos altos y distorsivos”, sostiene en ese sentido el WEO, y agrega: “Sin embargo, habrá que aplicar nuevos recortes al gasto primario para alcanzar los objetivos de déficit primario y generar espacio para seguir reduciendo la carga tributaria”.

Sobre la caída en la estimación del crecimiento económico, el FMI afirma que pasará del 2,9% registrado el año pasado al 2%, y explica que la baja en sus propias estimaciones se da por la sequía que provocará una caída en los volúmenes de materias primas exportables y por “la necesidad de efectuar un ajuste fiscal y monetario para mejorar la sostenibilidad de las finanzas públicas y reducir los altos niveles de inflación”.

Luego de que se diera a conocer el brusco aumento de la inflación en marzo, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anunció que si el IPC no muestra para mayo un descenso la entidad que conduce volverá a subir las tasas de interés, planchadas desde la conferencia de prensa del 28 de diciembre en la que modificaron las metas de inflación para este año.

“En algunos países, como Argentina y Turquía, la inflación sigue estando por encima de los objetivos del banco central, lo cual hace necesaria una orientación restrictiva”

Los cortocircuitos del equipo económico de Cambiemos ya son evidentes. Luego de conocerse el informe del INDEC, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que el nivel alcanzado por los precios “era esperable”. Hoy, sin embargo, el titular del BCRA manifestó: “Hemos tenido un número de inflación de marzo que no era el que estábamos esperando, sin duda alguna”.

Mientras tanto, el INDEC informó el martes los datos del Índice de Precios Mayoristas, que registró un aumento del 1,9%. Si bien muestra un nivel inferior al mes anterior, en lo que va del año lleva acumulados casi doce puntos porcentuales.