Ante la detención de once dirigentes por parte del régimen de Gerardo Morales en Jujuy, diputados, organizaciones sindicales, sociales y de derechos humanos brindaron una conferencia de prensa en el Anexo de la Cámara de Diputados para exigir la libertad a los presos políticos en Argentina.

Desde que Cambiemos es gobierno, en nuestro país la cantidad de presos políticos ha ido en constante aumento, siendo Jujuy la provincia en la que más se recrudeció la violencia al arco opositor. Sin ir más lejos, el sábado la Justicia jujeña avanzó con la detención de once dirigentes de la oposición, pertenecientes a ATE, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, el Movimiento Evita y la Corriente Clasista Combativa.

Se trata de Santiago Hamud, Erik Peralta, José Zurita, Carlos Mercado, Iván Mercado, Jairo Joel Velázquez, Carlos Albornoz, Bienvenido Méndez, Pedro Cachizumba, Juan Cruz Pausa y Leonel Altamirano, quienes participaron de la movilización que se dio en la apertura de sesiones legislativas, que terminó en una feroz represión y con ellos detenidos días después tras “tareas de inteligencia”, según denunciaron desde la Tupac.

“En una cacería humana han detenido a once dirigentes”, sostuvo Alejandro Garfagnini, referente de la Tupac Amaru, en una conferencia de prensa que en principio iba a ser convocada como un relanzamiento del Foro por la democracia y libertad a los presos políticos, pero a la luz de los hechos tuvo fuertes críticas al gobierno de Morales.

“Jujuy es un lugar de desquicio jurídico, donde no existe Estado de derecho. No sabemos cuál va a ser la suerte de estos compañeros”, sostuvo, y llamó a movilizarse el miércoles a las 12 del mediodía a la Casa de Jujuy, símbolo de la provincia norteña de Capital Federal. “Jujuy es un laboratorio represivo para nuestro país”, denunció el referente de la Tupac.

Los nuevos detenidos de Morales engrosan la lista de presos políticos que desde la llegada de Cambiemos al poder escalan a veintiocho, en su mayoría dirigentes. Son Milagro Sala, Mirta “Shakira” Guerrero, Gladis Díaz, Graciela López, Mirta Aizama, Alberto Cardozo, Javier Nieva, el Lonko Facundo Jones Huala, Julio de Vido, Fernando Esteche, Victor Manzanares, Diego Barreto, Diego Parodi, José M Carrizo, Carlos Kirchner y Atanasio Pérez Osuna.

Estela Díaz, referente del área de género de la CTA de los Trabajadores y del Comité por la Libertad de Milagro y Todxs los Presos Políticos, se refirió puntualmente al caso de Mirta Guerrero, conocida como Shakira, quien estando detenida fue operada tres veces, con la negativa de internaciones domiciliarias y con constantes maniobras de hostigamiento por parte del personal penitenciario. “La vida de Shakira corre peligro. A esta altura estamos frente a un grito humanitario. De los presos y las presas de la Tupac Amaru decimos que no sólo los quieren presos, los quieren muertos. Esta es la realidad”, denunció.

De la conferencia también participaron Luis D’Elia y Jorge Alejandro “Yussuf” Khalil, quienes recientemente recuperaron su libertad tras ser detenidos por la Justicia oficialista. “El Estado de derecho en Argentina se ha perdido”, consideró el dirigente islámico.

“Decir que retrocedimos más de cuarenta años con el gobierno de Macri es poco”, dijo Lita Boitano, presidenta de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, quien recordó que en enero de 2016, organismos de derechos humanos se reunieron con el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Justicia Germán Garavano y el de Derechos Humanos Claudio Avruj, a quienes les advirtieron que en Milagro Sala tenían la primera presa política.

“No nos olvidemos de que tuvimos treinta mil desaparecidos, más de diez mil presos políticos y miles de asesinados. Por lo tanto, me duele mucho y no quiero pensar que el laboratorio que empieza en Jujuy se agrande”, sostuvo Boitano, al tiempo que llamó a “atacar” eso, desde la palabra y la unidad. “Juntemonos”, pidió.

Lo acompañaron en la conferencia referentes de organismos de derechos humanos, el periodista y referente del CELS Horacio Verbitsky y los diputados del FpV-PJ Andrés “Cuervo” Larroque, Mayra Mendoza, Mónica Macha, Horacio Pietragalla, Hugo Yasky, Florencia Saintout, Lauro Grande y Miguel Funes.

Desde ATE advirtieron que si no hay una inmediata liberación van a adoptar “medidas nacionales”

La CTA Autónoma, junto a CTEP, CCC, el Movimiento Evita y otras organizaciones sociales y sindicales se movilizaron desde Congreso a la Casa de Jujuy en Capital Federal, custodiados por una fuerte presencia policial, contra “la cacería de Morales a dirigentes sindicales” y para exigir la libertad de los presos políticos.

Hugo “Cachorro” Godoy, referente de ATE Nacional, advirtió en radio abierta que “si no hay una inmediata libertad, si no se frena esta persecución política sobre los luchadores populares, vamos a adoptar medidas nacionales”.

“Le decimos esto al gobernador Morales y al presidente Macri, porque no estamos dispuestos a que se avance sobre derechos democráticos elementales. Vamos a defender la democracia y la justicia para que podamos pensar en una Argentina para todos”, agregó el sindicalista.

En consonancia con lo planteado en el Anexo de Diputados, Esteban “Gringo” Castro, referente de la CTEP, manifestó que “en Jujuy, el gobierno tiene una estructura que se parece mucho a la de la dictadura. Están persiguiendo a los compañeros, les sacan fotos, los filman. Jujuy es un laboratorio para lo que viene, y lo que viene es mayor ajuste y saqueo para todos los trabajadores de la Argentina”.