Los afiliados al Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) solo podrán acceder a seis coberturas de consultas médicas anuales y no más de dos por mes. En caso de superar esa cantidad, cada beneficiario deberá abonar el 100% de la prestación que necesite.

La medida que afecta a los miles de afiliados bonaerenses fue dispuesta por la Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (FEMEBA), que agrupa a profesionales de distintos distritos bonaerenses. La decisión surgió “a raíz de los incumplimientos de los compromisos asumidos por parte de IOMA y el atraso en los pagos de diversas prestaciones fuera de cápita”, lo cual incumple el convenio firmado entre las partes, informaron desde la FEMEBA en un comunicado.

“Cuando un afiliado de IOMA no figure en el padrón o exceda el límite de consultas, el sistema le informará que la prestación no está autorizada”, explicaron. En ese caso, será el afiliado quien tenga que desembolsar la prestación como particular. FEMEBA había advertido sobre la posibilidad de “cortar el servicio” por “la falta de pago”, y lo concretaron ante la falta de respuestas de la obra social.

Los afiliados a IOMA podrán acceder a 6 consultas anuales y no más de 2 por mes. En caso de superarlas deberá abonar el 100% de la prestación, determinó FEMEBA.

Ante la consulta de este medio, desde FEMEBA no dieron mayores detalles sobre los alcances de la restricción en las coberturas porque podrían haber novedades en el contacto que están manteniendo con las autoridades del IOMA, tras la fuerte repercusión de malestar que generó la noticia entre los bonaerenses.

Desde el Frente de Unidad Docente (FUD) emitieron un comunicado en el que denunciaron la situación e hicieron “responsables a las autoridades del IOMA de la vulneración de derechos”, y exigieron “la inmediata resolución del conflicto entre partes (IOMA-FEMEBA) que, una vez más, toma de rehenes a los afiliados al Instituto”. Y remarcaron que “de no tener inmediata respuesta, llevaremos adelante las acciones legales pertinentes para el resguardo colectivo de todos los docentes y sus familias”.

Por su parte Carlos Díaz, secretario adjunto de ATE Buenos Aires, afirmó que “el gobierno improvisa en todas las medidas afectando a miles de familias e impidiendo acceder al derecho a la salud”.

Las deficiencias en el funcionamiento de la obra social del Estado bonaerense se han vuelto una recurrencia en lo que va del año. En febrero y marzo, médicos, psicólogos, farmacéuticos, acompañantes terapéuticos y clínicas privadas hicieron duras críticas a IOMA por los retrasos en los pagos de las prestaciones que, en algunos casos, se remontaba a octubre de 2017. En el caso de los médicos enrolados en la Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses (CEMIBO), suspendieron la atención en los tres primeros días de marzo.