Por Pablo Pellegrino

“Hace unos días yo estaba en la plaza de Tribunales cuando me sonó el teléfono y me dijeron que la jueza me quería ver. Fui y me preguntó si no quería ser el interventor del PJ. Todo el asunto se manejó en silencio. Me eligió porque soy un verdadero peronista. La sangre que me fluye es completamente peronista”. Las revelaciones que dio Luis Barrionuevo en una entrevista con Clarín durante la fatídica -e inédita en democracia- jornada del martes son parte del bochorno que generó la decisión de la jueza María Romilda Servini de Cubría de intervenir el Partido Justicialista y nombrar al frente a este autoproclamado “verdadero peronista”, otrora quemador de urnas en la provincia de Catamarca.

Además de la increíble metodología de selección de la jueza develada por el sindicalista, otra de sus respuestas dan cuenta del verdadero objetivo de la intervención. Barrionuevo dijo que “lo que a mí me interesa es rearmar el peronismo para pelear con fuerza en 2019”, lo que significa una clara interferencia en el funcionamiento interno de la entidad partidaria y se aleja cada vez más de la “normalización” buscada.

Ante la clara falta de argumentos jurídicos en la decisión de la magistrada, el presidente del PJ, José Luis Gioja, acompañado por la apoderada del partido, apelaron la resolución el miércoles a la mañana y la jueza tiene tres días para decidir si acepta o no la solicitud.

“Estamos asombrados: es un fallo donde la jueza se expresa como una puntera política y que sólo contiene argumentación política y no jurídica”, dijo a Contexto el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, minutos antes de participar del acto que se realizó en las inmediaciones del edificio partidario de la calle Mateu junto a Gioja y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Gustavo MENÉNDEZ: “Estamos asombrados: es un fallo donde la jueza se expresa como una puntera política y que Sólo contiene argumentación política y no jurídica”.

El intendente de Merlo consideró que la intervención dictada por Servini de Cubría “es una resolución a la medida del gobierno nacional”, y criticó que “en menos de veinticuatro horas, sin ningún tipo de medida previa, decide intervenir ni más ni menos que el principal partido de la oposición”.

Al mismo tiempo, cuestionó la falta de “criterio de selección” utilizado para nombrar a Barrionuevo al frente del peronismo, y sostuvo que es “un avasallamiento tremendo a la vida interna del partido más importante de Latinoamérica”. “Esto es un tiro al corazón del sistema democrático en la República Argentina”, manifestó.

Menéndez anticipó también que, además de seguir los pasos judiciales correspondientes, se autoconvocaron al Congreso Nacional Justicialista, el único órgano partidario que no puede ser intervenido por la Justicia, para juntarse el viernes 18 de mayo. Desde allí intentarán revertir la situación.

“Espero que la apelación se encamine y que el partido pueda volver a su curso normal, que le dé garantías a los habitantes de Argentina de que los derechos consagrados en nuestra Constitución tienen plena vigencia”, concluyó el presidente del PJ bonaerense.

Durante el acto que se realizó en las inmediaciones del edificio del PJ, el sanjuanino José Luis Gioja agradeció a quienes acompañaron durante las dos intensas jornadas a las autoridades del partido. “Acá hay ovarios y huevos de ciudadanos argentinos que quieren pelearle a la pobreza, a la marginación y al endeudamiento externo”, expresó. “Lamentablemente, quienes gobiernan no gobiernan para la gente, son los ricos que gobiernan para los ricos”, dijo, y calificó a los funcionarios del macrismo como “corruptos de guante blanco que vienen currando en Argentina desde hace mucho tiempo”.

“Estos bobos creían que no nos íbamos a juntar”, exclamó el presidente del PJ, y completó en esa línea: “Hace un rato estuvimos reunidos todos los consejeros del partido de todo el país diciendo que hoy más que nunca necesitamos un gobierno nacional popular que represente los intereses de todo el pueblo argentino y no los de un grupito”.

Gioja: “estuvimos reunidos todos los consejeros del partido diciendo que hoy más que nunca necesitamos un gobierno nacional popular que represente los intereses de todo el pueblo argentino y no los de un grupito”.

Más temprano, el diputado nacional del Frente para la Victoria, Máximo Kirchner, había señalado el trasfondo electoral de la intervención: “Como con Macri solo no le alcanza, aparece Gualeguaychú (NdR: el encuentro que impulsó Miguel Ángel Pichetto) y la intervención del partido (justicialista) para garantizar el 2019 con todo este tipo de trapisondas”.

“Hoy en Argentina el principal partido político está intervenido de manera inexplicable, la principal dirigente opositora está procesada y con un pedido de desafuero, y uno de los principales dirigentes sindicales también imputado”, afirmó el referente de La Cámpora. Y agregó: “A esto hay que agregarle la detención de dirigentes sociales, de dueños de canales de TV  opositores al gobierno, que la principal aliada del gobierno quiere llevar a juicio al presidente de la Corte Suprema y las brutales represiones como las que fueron con la reforma previsional a finales del año pasado”.

En ese sentido, señaló que el gobierno de Mauricio Macri asume una actitud de “envalentonamiento para sostener el poder a cualquier costo y de cualquier manera en 2019”.

Otro de los que criticó la decisión de Servini de Cubría fue el gobernador de la provincia de San Luis, Alberto Rodríguez Saa. “Este acto, en un todo inadmisible, no hace otra cosa que socavar los cimientos democráticos a la vez que, con la incomprensible colaboración de Luis Barrionuevo, alienta nuevamente la proscripción del peronismo”, dijo el puntano en una solicitada. “Reafirmo mi compromiso de lucha convencido de que hoy, más que nunca, hay 2019.”

Rodríguez Saa: “no hace otra cosa que socavar los cimientos democráticos a la vez que, con la incomprensible colaboración de Luis Barrionuevo, alienta nuevamente la proscripción del peronismo”.

Agustín Rossi, presidente del bloque de diputados nacionales del FpV, fue otro de los que cuestionó la intervención. El diputado santafecino criticó durante una reunión con dirigentes del peronismo que se avance contra “el principal partido político de Argentina, justo cuando se venían sucediendo distintos gestos políticos que iban detrás de la reunificación para generar un gran polo opositor”.

También el Consejo Provincial del Partido Justicialista de Chaco, encabezado por el gobernador Domingo Peppo, criticó duramente la intervención: “Esta decisión resulta un claro intento de proscripción del principal partido de la oposición, pero ello no hará que claudiquemos en nuestra lucha por la reivindicación de los derechos de los más desposeídos, quienes hoy se encuentran en un total estado de desprotección y hambre”.