Se profundiza la crisis por los 52 despidos en el Mercado Regional de La Plata y los trabajadores volverán al paro tras conocerse la decisión de no sólo ignorar los pedidos de reincorporación, sino además anunciar más cesantías. Tras la reunión de conciliación con el Ministerio de Trabajo provincial, los trabajadores del Mercado recibieron la ratificación de los despidos y tomaron la iniciativa de volver a parar la actividad en el sector “hasta que se vaya la Administración y el trabajo sea devuelto”. También anunciaron que serían recortados los sueldos de los supervisores.

Se trata de los empleados dedicados a la carga y descarga de frutas y verduras, quienes advierten que la gestión municipal de Julio Garro “busca remplazarlos con cooperativistas que hagan el mismo trabajo por 3 mil pesos”.

El conflicto se originó la semana pasada cuando los trabajadores debían cobrar pero no recibieron el depósito habitual, sino que les avisaron que debían retirar su salario en el Mercado. Al llegar, con un predio custodiado por policías, fueron llamados por listado para recibir el dinero, pero en lugar de estar acompañado de un certificado de cobro les dieron una notificación que señalaba que a partir del 31 de marzo estaban despedidos.

“No nos dejan trabajar y no nos quieren renovar la prórroga para intentar una negociación”, dijo a Contexto Facundo Vega, uno de los referentes de los trabajadores despedidos, quienes ayer mantuvieron una asamblea en las últimas horas del día en la que decidieron mantenerse en alerta ante la negativa de las autoridades. Al cierre de esta edición, el trabajador anunció la posibilidad de una nueva audiencia a desarrollarse el día de hoy, donde continuarán la discusión por los despidos.

“Nos acusaban de que éramos ñoquis, que ganábamos hasta 50 mil pesos por no hacer nada”, expresó Marcelo Díaz, uno de los más de cincuenta despedidos, durante la tarde de ayer, a la espera de una resolución en asamblea sobre el curso de la protesta.

En tanto, Orlando Salvatierra, cesanteado tras veintiocho años de trabajo en el Mercado, agregó en diálogo con Contexto: “Habían dictado una semana de conciliación para negociar la reincorporación de nosotros, pero resulta que ahora la Administración no quiere saber nada. Ni siquiera tenemos motivos concretos de por qué estamos echados”,

Cabe destacar que el Mercado Regional de La Plata fue intervenido en febrero de 2017 por disposición del intendente Julio Garro, ante la fuerte presión que recibió del Concejo Deliberante. Tras el desplazamiento de la directora María Silvia Garriga, quien ocupó el puesto de interventor fue Rubén Casanovas, exsecretario de Desarrollo Social de la Municipalidad de La Plata.

Tras una medida de fuerza con el corte del ingreso al Mercado en 520 y 116, el Ministerio dictó una resolución donde ordenaba, entre otros puntos, “reincorporar a los trabajadores despedidos y cesar las medidas de acción directa dispuestas, debiéndose restablecer y garantizar el normal y habitual desenvolvimiento de las actividades de la empresa empleadora a partir de la notificación de la presente por el término de cinco días hábiles”.

Según declaraciones de la Comuna publicadas en medios locales, la oleada de despidos “busca justamente optimizar los recursos del personal que se encuentra trabajando en el lugar”.