En febrero, María Eugenia Vidal decidió recortar en un 25% los subsidios que el gobierno bonaerense paga a la actividad del turf para mantener su funcionamiento. De acuerdo con la Ley N° 13.253, esos fondos no provienen de las arcas bonaerenses sino de un porcentaje de las ganancias de las máquinas tragamonedas que la gobernadora redujo del 12% al 9%, cifra que llega a los 300 millones de pesos para este año.

Ante esto, el sector de los propietarios y criadores de caballos pura sangre presentó al gobierno un anteproyecto para prorrogar la quita de los subsidios para dentro de dos años y a partir de ese momento quitar gradualmente un punto cada seis meses hasta llegar al 5% de aportes, en dos años. Según los criadores y propietarios -nucleados en la Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera, el Círculo de Propietarios, la Asociación de Criadores y Cooperativa de Criadores y el Jockey Club-, esta medida les permitiría tener el tiempo necesario para reacomodarse a la nueva disposición.

La situación se volvió crítica cuando la presentación del anteproyecto se hizo pública: los gremios que representan a los trabajadores del sector, que en la provincia son más de 70.000 y abarcan tanto la doma como el entrenamiento y la competencia, marcaron distancias y afirmaron que los deja totalmente por fuera.

“Los beneficia sólo a ellos, no es integral. Implica desfinanciar todos los hipódromos de la provincia y poner en peligro las fuentes de trabajo”, dijo a Contexto Omar Alegre, secretario general del Sindicato del Personal Mensual del Hipódromo de La Plata.

“El anteproyecto va muy en consonancia con la posición de la gobernadora: es aplicar el gradualismo a lo que Vidal ha pedido. En vez de morir hoy, la agonía va a ser un poco más lenta, de acá a cuatro o cinco años”, cuestionó el gremialista.

Las entidades sindicales tendrán una reunión el jueves de la semana próxima para llegar a una posición en común. Al momento, coincidieron en defender la Ley N° 13.253, que prevé un fondo para contrarrestar la decadencia que sufre la actividad del turf por la dispersión de las apuestas hacia las tragamonedas. Ese fondo lo provee el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, que asigna entre un 9% y un 15% del Fondo Provincial del Juego (FOPROJUE) para mantener la industria hípica. Son las ganancias de las máquinas tragamonedas las que solventan el FOPROJUE.

La quita de subsidios por parte del gobierno deja a la actividad sin soporte económico para continuar, ya que la industria por sí misma no puede generar los fondos. Según los gremios, la recaudación debería crecer diez veces para poder solventarse, lo cual, aseguraron, “es imposible”.

En la provincia, desde los hipódromos de Azul, La Plata y Dolores alertaron por los primeros efectos en los recortes de los subsidios, que se hicieron sentir por el retraso en el pago de los premios, lo cual generó en muchos casos la suspensión de las carreras.

Desde la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la República Argentina (APHARA), denunciaron que el anteproyecto de los propietarios no los representa: “es incongruente y sólo preserva el derecho y los beneficios de algunos”, sostuvieron.

“A los trabajadores de agencias hípicas y a los gerenciadores de las mismas no los resguarda, sino todo lo contrario, los pone en la encrucijada de subsistir e irremediablemente en poco tiempo desaparecer”, agregaron desde APHARA, y llamaron a la reflexión a las autoridades del Instituto Provincial de Lotería y Casinos.

En la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el 75% de la producción equina, hay cuatro hipódromos oficiales en La Plata, San Isidro, Azul y Tandil, cuyo funcionamiento da trabajo a 70.000 familias.

Cuando Vidal dio a conocer el recorte, lo fundamentó en que la provincia tenía “otras prioridades”. Dos meses después, la mandataria no logró cerrar paritarias con la mayoría de los sectores, que ayer se movilizaron a Gobernación para hacer sentir su malestar.

Apoyo político

Tras las declaraciones de Vidal en febrero, cuando anunció los recortes, los gremios iniciaron contactos con los bloques de diputados y senadores de Unidad Ciudadana-FpV y PJ, quienes se mostraron a disposición para defender al sector.

“Escuchamos los reclamos y les expresamos nuestra preocupación por las declaraciones de la gobernadora sobre los recortes de subsidios”, dijo a Contexto Juan Manuel Pignocco, senador de Unidad Ciudadana.

En las reuniones, las partes quedaron de acuerdo en que los legisladores presenten un proyecto de resolución, que encabeza la diputada Florencia Saintout, para declarar la importancia de la industria hípica en virtud de la cadena de trabajo que produce.