Los gremios docentes no estuvieron de acuerdo con aumentar sus ingresos con “sumas en negro” y rechazaron “un aumento a la baja”, por lo que fracasó una nueva reunión de la paritaria de los maestros. Luego de que los emisarios de Vidal repitieran por sexta vez la oferta de un 15% en tres cuotas, los educadores pararán hoy junto a los estatales, judiciales y médicos.

“Este jueves 5 de abril, los docentes y estatales de la provincia de Buenos Aires realizaremos un paro y movilización para frenar el ajuste”, comunicó Suteba, uno de los sindicatos mayoritarios del sector. La convocatoria es para las 10:30 en Plaza Italia, La Plata.

Como jugada desesperada, y esperable, el macrismo puso a la propia gobernadora a dar una conferencia de prensa cuando cerraba el día. El objetivo del discurso fue desacreditar a los dirigentes de la rama y debilitar la medida de fuerza. Por eso, lo primero que anunció fue la liquidación de un anticipo del 5% “a cuenta de lo que acordemos el gobierno y los sindicatos”. Después explicó: “Queremos que cada docente sepa sin intermediarios cuál fue la propuesta que les hicimos a los sindicatos”. Acto seguido, relató lo que todos sabían: no hay una propuesta superadora.

La oferta que rechazaron los representantes del Frente de Unidad Docente Bonaerense es la misma que ayer la Administración provincial negoció con los estatales: 15% en tres cuotas –7% en enero, 4% en mayo y 4% en septiembre– con “cláusula de revisión” en octubre. Esta vez, sin embargo, a las compensaciones por presentismo y capacitación de la última propuesta se agregó una suma por “material didáctico”. En la previa, Roberto Baradel, titular de Suteba, decía: “Digan lo que digan, no vamos aceptar una pauta salarial a la baja”.

“Vuelven a repetir la propuesta del 15%, y para graficar lo que eso significa hay que pensar que una factura de luz se lleva el 30% del salario de un docente que recién se inicia”, agregó Mirta Petrocini, titular de la FEB.

“Vuelven a incluir conceptos que saben de antemano que vamos a rechazar porque no consolidan salario, son en negro, no llegan al jubilado y tampoco sirven para el cálculo del aguinaldo”, completó.