Mañana, todos los estudiantes, profesores y no docentes de la Universidad Nacional de la Plata podrán podrán saber, en forma rápida, segura y gratuita, si son portadores de alguna infección de transmisión sexual. Esta información la obtendrán por medio de un análisis de sangre que realizará el Centro de Prevención y Testeo de VIH, Hepatitis Virales y Sífilis, dependiente de Ciencias Exactas, en el marco de una nueva jornada de testeo y prevención.

La iniciativa, que se llevará a cabo todos los primeros miércoles de cada mes de 9 a 16 hs, se enmarca en el Programa de Salud de la Universidad, y desde su puesta en marcha en julio de 2014 más de mil personas se acercaron voluntariamente para realizarse los estudios.

Los interesados pueden concurrir –sin la necesidad de sacar turno– al Laboratorio de Salud Pública de la Facultad, en calle 50 y 115, que atiende en forma totalmente anónima, y realizarse el estudio.

La propuesta está a cargo de profesionales bioquímicos de Exactas y participan también trabajadores sociales y psicólogos de la Dirección de Salud Estudiantil de la casa de altos estudios platense, porque “se considera fundamental que los alumnos se sientan contenidos en el espacio de la consulta. El trabajo interdisciplinario garantizará la atención integral de las personas que concurran al Centro”, informaron desde Exactas.

“Los estudiantes tienen la posibilidad de consultar sus dudas sobre enfermedades de transmisión sexual y, si deciden realizarse el test, pueden acceder al diagnóstico en el mismo día. Y el análisis es absolutamente confidencial, ya que todas las muestras acceden al sistema de datos con un código y no con el apellido y nombre del paciente”, explicaron desde Exactas.

Desde esa unidad académica consideraron importante remarcar que “la mayoría de las personas que consultan no están infectadas, por lo que el test permite descartar dudas, y en el caso de estar infectados, es importante porque permite comenzar con un tratamiento adecuado para controlar las infecciones. El estudio de VIH debe ser normalizado como test diagnóstico y cada consulta al médico debería ser una oportunidad para pedir chequeo de estas enfermedades”.

Según la mayoría de los organismos de salud internacionales, el VIH deteriora el sistema inmune de la persona infectada, que puede permanecer años sin presentar síntomas. Con el transcurso del tiempo, el sistema inmune se agota y pueden aparecer infecciones oportunistas, es decir, enfermedades que para la mayoría de las personas son leves pero en las personas infectadas por VIH pueden ser graves.

En la actualidad, la infección por VIH se ha transformado en crónica, y un tratamiento oportuno permite continuar con la vida cotidiana y disminuye notablemente la posibilidad de transmitir el virus. La sífilis también es una enfermedad que tiene tratamiento y permite la curación.

“En casos de infección por virus de Hepatitis B y C, también existen tratamientos que disminuyen la replicación viral y previenen consecuencias graves que pueden aparecer años después. Es importante tener en cuenta que todas estas infecciones pueden presentarse sin síntomas y recién ser detectadas cuando el paciente tiene las complicaciones de una infección crónica”, completaron desde el Centro de Exactas.

En tanto, aclararon que “desde la Facultad se está trabajando en afianzar un grupo de profesionales que pueda replicar esta iniciativa en ámbitos de la comunidad extrauniversitaria”.