Los trabajadores del Bapro cumplieron ayer la primera jornada del paro de 48 horas que continúa hoy en todas las sucursales de la provincia, para denunciar el déficit de 1.800 millones de pesos que dio la entidad provincial en el primer trimestre de este año producto de las políticas que aplicó Vidal para la entidad crediticia.

En concreto, cuestionan que la Ley N° 15.008 –que la Legislatura aprobó de modo exprés en diciembre– haya eliminado la responsabilidad de Provincia para la cobertura del déficit de la caja. De ahí que los bancarios bonaerenses alerten sobre el “vaciamiento” del Bapro.

“teniendo en cuenta que a partir de dos balances negativos dejás de operar en el Banco Central, estamos hoy denunciando el vaciamiento del banco público”

Tras el receso por Semana Santa, el paro por 48 horas pospone la atención al público hasta el jueves próximo. Desde el jueves de la semana pasada, los bancarios no recargan cajeros ni guardias. En tanto, el viernes de esta semana el paro se extiende a todo el país, convocado por el gremio La Bancaria que conduce Sergio Palazzo. Este sindicato rechazó el aumento del 15% en cuatro cuotas que ofrecieron las cámaras de banqueros.

“El balance del Bapro cerró el primer trimestre en 1.800 millones negativos, con lo cual la idea de esta medida de fuerza tiene que ver con maximizar lo que venimos diciendo desde diciembre: después de la ley de Vidal, las ganancias del Bapro no van a soportar el déficit de la caja de jubilaciones y, por lo tanto, pone en riesgo el futuro del banco”, remarcó en diálogo con Contexto Federico Bach, secretario general de La Bancaria Seccional La Plata.

El gremialista señaló que con la ley anterior Provincia cubría un 80% de los fondos a través de un convenio de la ANSES. A partir de la Ley N° 15.008, el gobierno no tiene la obligación de cubrir el déficit y de ahora en más lo debe afrontar el banco.

“Si no logramos reformular parte de esta discusión, vamos a tener un balance anual negativo, y teniendo en cuenta que a partir de dos balances negativos dejás de operar en el Banco Central, estamos hoy denunciando el vaciamiento del banco público”, agregó Bach.

En segundo lugar, los bancarios paran contra la suba de la edad jubilatoria –de los 57 a los 65 años– que prevé la ley. Desde que fue aprobada, La Bancaria presentó una serie de denuncias judiciales en la Justicia bonaerense para declararla inconstitucional.

Palazzo calificó de “contundente” la respuesta de los bancarios y llamó a profundizarla el viernes

Por su parte, Sergio Palazzo, en un comunicado, expresó su apoyo a la medida de los bancarios de la provincia y repudió la ley del gobierno que “iguala para abajo los haberes y condiciones jubilatorias, mientras perversamente se busca descapitalizar al Banco”. Calificó de “contundente” la respuesta de los bancarios y llamó a profundizarla el viernes, con alcance en todo el país, para “no ceder ante el atropello y la prepotencia”.

Desde que Vidal modificó las condiciones de jubilación, los bancarios han realizado reiteradas medidas de protesta, en muchos casos junto con los docentes y estatales, quienes también temen que Provincia meta mano en el Instituto de Previsión Social (IPS) y adapte sus jubilaciones a la ANSES. Esto significaría, según los proyectos de ley del gobierno a los que accedieron los gremios, aumentos en los años de servicio y disminución en los haberes del sector pasivo.