Al cumplirse ayer cinco años de la trágica inundación que sufrió la ciudad de La Plata, que se cobró 89 vidas en 2013, la comunidad local volvió a manifestarse para reclamar al Estado municipal y provincial una solución definitiva para la capital bonaerense que, un lustro después, sigue inundándose.

En una jornada con varias actividades, la voz de reclamo fue unánime: las obras prometidas por Vidal no son suficientes y la gestión de Julio Garro en los dos últimos años brilló por su ausencia para ofrecer respuestas, planes de contingencia y prevención.

“Considerando que han sido cinco días feriados, aun así decidimos llevar adelante nuestro acto de memoria y seguir reclamando. A simple vista vemos que la ciudad sigue inundándose y que todo lo que se nos prometió desde el gobierno es nulo o insuficiente”, dijo a Contexto Gabriel Colautti, referente de Familiares de Víctimas de la Inundación.

“Más allá de que las obras estén terminadas, no vienen a solucionar nada. La realidad es que hay una falta de proyección general de planificación urbana”

Ese sector había iniciado la jornada en las primeras horas de la mañana pintando una vez más el enorme cartel que se extiende en las baldosas de Plaza Moreno en memoria de las víctimas del hecho.

La actividad fue presenciada por varias personas que se acercaron a colaborar para restaurar la pintada que hoy comparte espacio con las de Santiago Maldonado, Julio López y Ex Combatientes de Malvinas.

“Más allá de que las obras estén terminadas, no vienen a solucionar nada. La realidad es que hay una falta de proyección general de planificación urbana. El propio Alejandro Arlía, quien diseño este plan de obras en su momento, nos reconoció que estas obras no sirven si llueve como llovió el 2 de abril”, agregó Colautti.

Tras la pintada realizada por Familiares, la jornada continuó con la convocatoria pautada a marchar para las seis de la tarde frente al palacio municipal, donde un centenar de vecinos de la ciudad asistieron acompañados por agrupaciones políticas, estudiantiles y referentes políticos locales.

“A cinco años de la trágica inundación, estamos con esta nueva marcha con recambios de último momento, porque nos enteramos de que el Municipio empezó a divulgar en los medios que habían entrenado a 50 mil vecinos para una emergencia y de obras terminadas y la tarea de protección civil. Toda esa información es falsa”, expresó Vanesa Zaffiro, referente de la Asamblea de Inundados de Tolosa, quien sostuvo que la comunidad platense “está en mayor riesgo de lo que estaba en abril de 2013”.

Zaffiro aseveró: “Las obras están mal encaradas y generan cuellos de botella que hacen que el agua se desborde más fácil y rápido. Están mintiendo con las fechas de finalización de obras, están relocalizando viviendas donde debería haber humedales. Todo esto está afirmado por nuestros ingenieros”.

La Asamblea general de barrios movilizados por la inundación del 2 de abril, además de los Inundados de Tolosa, incluye a la Asamblea de Parque Castelli y Parque San Martín, Asamblea de Barrio Norte y Autoconvocados de Tolosa. Todos estos sectores confluyeron juntos en la marcha de ayer, que partió desde el palacio municipal y se dirigió a Plaza San Martín, donde se leyó el documento consensuado por todas las agrupaciones que resalta, entre otros puntos, la “desidia generada después de dos años de gestión del gobierno de Julio Garro y María Eugenia Vidal”.

Durante la lectura del texto, desde la Asamblea Vecinal de Barrio Norte expresaron: “La ciudad se volvió a inundar en enero de este año. Allí se murieron dos personas electrocutadas. En febrero, nuevamente se anegaron las calles. El 18 de marzo, en algunas casas el agua llegó a entrar hasta un metro de alto. Los vecinos no podemos tolerar más la ausencia e inoperancia del Estado provincial y municipal. ¿Sabe la gobernadora que el nuevo canal del arroyo El gato sólo puede encauzar un 20% de lo llovido el 2 de abril?”.

“Las obras están mal encaradas y generan cuellos de botella que hacen que el agua se desborde más fácil y rápido. Están mintiendo con las fechas de finalización”

La Asamblea reclamó una reunión con María Eugenia Vidal, que desde el año pasado, según denuncian, ignora los reiterados pedidos de diálogo de los vecinos platenses. El último intercambio que mantuvo con la comunidad fue a mediados de 2017, cuando anunció que las obras hidráulicas estarían terminadas para diciembre del mismo año. Al día de la fecha, no finalizaron.