En el marco del pedido de declaración de Emergencia en Niñez, la Asamblea de Organizaciones de Niñez llevó adelante este miércoles una radio abierta para reclamar a la Municipalidad de La Plata medidas para el sector, mientras los concejales comenzaban una nueva sesión en el recinto local. Según advierten estas instituciones, al tiempo que se refuerzan las políticas punitivas y de encierro, hay una crisis en el Sistema de Protección y Promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (Ley N° 13.298).

Según explicó a Contexto Tomas Bover, referente de la Casa Jóven de la Obra del Padre Cajade, la idea de la Emergencia es visibilizar y “generar una mesa de trabajo que obligue al Ejecutivo municipal al seguimiento del trabajo sobre el Sistema de Protección y Promoción de los derechos de la niñez tal cual prevé la ley, y de las partidas presupuestarias que están incluidas”.

En radio abierta, las organizaciones señalaron que faltan políticas públicas integrales dedicadas a la niñez, mientras crece el vaciamiento y desmantelamiento de los programas ya existentes o la reducción de becas en las instituciones, que ante el contexto socioeconómico que atraviesa el país contienen a cada vez más chicos.

“Se están escribiendo páginas muy trágicas en la historia de nuestros pibes en la infancia a nivel local: estamos sufriendo una desatención absoluta”

Cabe destacar que en La Plata se han dado de baja varios convenios y becas de trabajo en los Centros de Día, hecho que provocó la disolución del Centro Terapéutico Diurno o la casi desaparición del programa Crianzas sin Violencia.

Bover detalló que hay un desfinanciamiento en las instituciones y organizaciones que trabajan con niños y niñas de la ciudad, “que tiene que ver con los convenios que han sido puestos en riesgo desde la comunicación del organismo de que iba a dar de baja cien convenios con Centros de Día, relacionados con la situación impositiva de las organizaciones y la gran cantidad que se va en el pago de impuesto y en el sostenimiento de la actividad y la infraestructura. Tiene que ver con el no reconocimiento a los trabajadores. Solamente llegan las becas con montos que no se actualizan”, y con esto hay que pagar todo.

Está situación la atraviesan varias organizaciones de la ciudad, entre ellas La Casita de Los Pibes, de Villa Alba. “Una de las complicaciones que están amenazando a las instituciones son los recortes en los recursos que el Estado destina al funcionamiento”, sostuvo Daniela Tonello, referente de esta organización que recientemente sufrió la quita de algunas de sus becas que destinan a los niños y niñas de Villa Alba.

Antes de ingresar al recinto, el concejal Norberto “Chucho” Gómez (Unidad Ciudadana) y la concejala Lorena Riesgo (Frente para la Victoria) se hicieron presentes y mostraron su apoyo y el de sus bloques a la iniciativa, al tiempo que llamaron a tratarlo en el Concejo Deliberante.

“Me parece muy importante esta iniciativa. Tenemos que abordar juntos la posibilidad de construir una agenda legislativa”, sostuvo Riesgo, y llamó a articular políticas públicas “más allá de la declaración de la emergencia”.

La concejala, que participó en las dos asambleas convocadas por las organizaciones, consideró que “hay un desinterés y un desprecio a todo lo que es políticas sociales por parte de este gobierno. Es una situación muy grave”. Ante esto, llamó “a integrar a los pibes con políticas de Estado”.

Las organizaciones registran una desarticulación en los servicios sociales y una falta de apoyo por parte del municipio al trabajo que se hacen desde estos espacios, al punto que convenios como el pago de los servicios son incumplidos por parte del gobierno de Julio Garro (quien por otra parte no los atiende), profundizando así aun más el desfinanciamiento de estos espacios.

“Se están escribiendo páginas muy trágicas en la historia de nuestros pibes en la infancia a nivel local: estamos sufriendo una desatención absoluta. Y toda vez que el sistema de protección y promoción se desfinancia y se retrotrae, lo que vemos es una avanzada de la cara punitiva del Estado”, consideró Bover, quien destacó un fuerte aumento de la criminalización y persecución a los pibes y pibas de los barrios.

Criticas a la cobertura mediática

En este punto, las organizaciones hicieron gran énfasis en el rol que juega el centenario diario El Día en estigmatizar y criminalizar a la niñez en plena instalación de la Doctrina Bullrich-Chocobar. El matutino platense fue autor en 2008 de denominar a chicos y chicas que dormían en la pérgola de Plaza San Martín como “la banda de la frazada”. Lo que relataba por ese entonces es que esos jóvenes (que no superaba ninguno los dieciséis años) atacaban a quienes pasaban tapándolos con una frazada para poder robarlas. En 2015 volvió a insistir en poner el foco en los pibes, nombrando esta vez a “la banda de los pepitos”, unos jóvenes de Ensenada que, según relataba el diario, iban a La Plata a robar.

Los “pibes piraña” o “la banda de los pibes” es la versión 2018 que utiliza el matutino para vandalizar y criminalizar a niños del centro de la ciudad que infunden “terror y preocupación” entre vecinos y comerciantes. El Día nunca se pregunta qué hay detrás de esos chicos que terminaron perseguidos y hostigados por la policía. Omar Cigarán, víctima de gatillo fácil, fue uno de ellos.

En este marco es que la Asamblea de Niñez exigen el derecho a réplica, por lo que una vez terminada la radio abierta se dirigieron a la redacción de diagonal 80 con una carta abierta a El Día en busca de que este documento sea publicado a modo de respuesta.

Los “pibes piraña” es la versión 2018 que utiliza el Día para vandalizar y criminalizar a niños del centro de la ciudad que infunden “terror y preocupación” entre vecinos y comerciantes. nunca se pregunta qué hay detrás.

“El abandono y la emergencia de la niñez también es periodística”, es el título del documento donde las organizaciones sostienen que “así como el Estado se acuerda de lxs pibxs recién cuando cometen algún delito, lo mismo hacen los medios masivos de comunicación como el diario El Día”, ubicando habitualmente a los niños en la sección policiales.

“Por una cuestión de intereses o por simple comodidad, siempre la
fuente para las noticias son vecinxs, comerciantes y fundamentalmente la
Policía. Por eso, teniendo en cuenta la importancia del medio centenario a
la hora de marcar la agenda periodística y política en la región y la
Provincia, le pedimos que se amplíe el mapa de fuentes y consulte a las
organizaciones que trabajamos todos los días con lxs pibxs y sus familias.
Estamos donde ustedes y el Estado no están, en las calles donde se criaron”, detalla el documento de la Asamblea.

“¿Las cámaras de seguridad –cuyas capturas de imágenes son usadas
para acompañar las notas periodísticas– solo descubren a los pibes
robando celulares? ¿No registran la búsqueda de esos chicos por un lugar
calentito donde acostarse a dormir? ¿No los muestra corridos por la
Policía?”, se preguntan las organizaciones sociales, quienes afirman que el periodismo de El Día “pone en peligro a nuestrxs pibxs, en un
contexto donde el relato oficial premia el gatillo fácil y la justicia por
mano propia”.

“Como Asamblea de Organizaciones de Niñez reclamamos que se
nos convoque para sentar nuestra mirada sobre el tratamiento de la
información sobre lxs chicxs”, concluyen, al tiempo que exigen ser llamados.