Por Pablo Pellegrino

“Desde que tenemos estadísticas confiables hay 2.700.000 personas que dejaron de ser pobres”, celebró el presidente de la nación, Mauricio Macri, minutos después de que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) diera a conocer la baja de casi cinco puntos porcentuales en el índice de pobreza, que alcanzó en el segundo semestre de 2017 al 25,7% de los argentinos, contra el 30,3% registrado en el mismo período de 2016. Si se toma en cuenta el número indicado para el primer semestre de 2016 (32,2%), la baja es de casi siete puntos.

El informe elaborado en base a la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) también mostró una disminución de la indigencia, que pasó de 6,1% en el segundo semestre de 2016 a 4,8% en los últimos seis meses del año pasado.

“Esta baja nos pone contentos, pero también sabemos que todavía falta, que todavía hay argentinos con sueños y aspiraciones por concretar”, dijo el presidente desde la residencia de Olivos, que estuvo acompañado por los ministros de Desarrollo Social, Carolina Stanley, de Trabajo, Jorge Triaca, de Educación, Alejandro Finocchiaro, y el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso. “Aunque la Argentina crezca como lo está haciendo, si no trabajamos juntos no se va a achicar la brecha entre los que más tienen y los que menos”, continuó Macri, y analizó que “la pobreza no se combate solamente con transferencia de ingresos. Los planes sociales son necesarios pero no suficientes para proyectar un futuro mejor”.

Letcher: “Manipularon los datos. es insólito lo que han hecho. Son datos que no tienen ningún asidero. sería el primer caso en la historia en el que, con feroces políticas de ajuste, la pobreza se reduce”.

Al igual que en el discurso inaugural de las sesiones ordinarias del Congreso, el mandatario repasó los logros de la gestión, entre los que destacó el crecimiento económico (que se encuentra en los mismos niveles que en 2015), la generación de empleo “genuino y de calidad”, a pesar de que las cifras arrojan niveles de desempleo más altos que en 2015, y el crecimiento de la industria, a pesar de la constante pérdida de puestos de trabajo en el sector por la apertura de las importaciones y los aumentos tarifarios.

“Manipularon los datos. Es insólito lo que han hecho. Son datos que no tienen ningún asidero. Sería el primer caso en la historia en el que, con feroces políticas de ajuste que el propio gobierno reconoce que impactan negativamente en la sociedad, la pobreza se reduce no uno, sino cinco puntos y hasta siete, si se considera la primera medición del gobierno”, dijo a Contexto el economista y director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, quien consideró que “no hay forma” de que, teniendo en cuenta los demás indicadores económicos y sociales, la pobreza se disminuya tan drásticamente.

“Venían haciendo modificaciones metodológicas, pero con esta movida en particular profundizaron la manipulación, porque creo que lo que viene es tan negativo que no van a poder mostrar resultados positivos y van a intentar sostener este dato”, agregó el economista, y calificó de “burdo de trazo grueso” el recorrido que realizó el presidente sobre los logros de Cambiemos.

En ese sentido, Letcher manifestó que “el empleo registrado está muy por debajo del crecimiento poblacional. Hoy estamos en los mismos niveles de empleo privado que en 2015, pero la población creció. Tenés prácticamente la misma cantidad de trabajadores, con lo cual el crecimiento poblacional te tira para abajo”, y añadió: “Si además lo cruzás con la pérdida de los salarios, es peor aún: si tomamos 2015 contra 2017, los salarios perdieron 3% de poder adquisitivo”.

Además analizó que la desocupación para el último trimestre de 2017 según el INDEC “fue de 7,2%, mientras que en 2015 a nosotros nos da 5,9%, porque no publicaron los datos correspondientes a ese período”, y se preguntó: “¿Cómo hizo para aumentar el desempleo y bajar la pobreza? No tiene sentido”.

Por su parte, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, dijo que “para nosotros son números viejos que se presentaron de una manera muy ávida para poder ocultar el verdadero impacto que están teniendo las medidas de ajuste hoy”, y afirmó que “si tomamos marzo/abril de este año, ya estamos otra vez en 30%”.

Menéndez: “para nosotros son números viejos que se presentaron de una manera muy ávida para poder ocultar el verdadero impacto que están teniendo las medidas de ajuste hoy”.

“En nuestro país, los gobiernos expanden el gasto público en los años electorales para tener una buena performance y luego, en los años no electorales, se producen todos los ajustes que hacen que la pobreza vuelva a rebotar”, sostuvo Menéndez, y consideró que, además de “mantenerse la oscilación de la pobreza, este año la situación va a empeorar”.

“Hay $100.000 millones que se le sacaron a los chicos que perciben la AUH y a los jubilados, hay recortes en el conjunto de programas sociales que sostienen los distintos ministerios, hay una situación claramente compleja en términos sociales expresados por la caída del consumo, los despidos en el sector privado y público, el aumento de las tarifas por las nubes que tienen un impacto claro entre los sectores medios y más humildes”, destacó en ese sentido.

Por otra parte, en relación con el discurso del presidente, el dirigente social dijo que “nosotros vivimos otro mundo, que está lejos de esa realidad que presenta Macri”, y concluyó: “Nosotros hoy estamos con el problema de que los vecinos están recibiendo facturas de luz en las que el que pagaba $600 hoy paga $2.000, son facturas en muchos casos impagables. No se ve alguna posible generación de movimiento a partir de las changas, apenas el repunte de la construcción, pero que tampoco es significativo. Vemos que ha vuelto el trueque como formato de abastecimiento de alimentos y necesidades inmediatas, detectamos más de trescientos trueques en la provincia de Buenos Aires”.