“Recién después de tres meses de conflicto, en el Ministerio nos dicen que van a empezar a cobrar multas. Yo hace tres meses que no cobro el sueldo y el Estado, el Ministerio, lo único que nos dice es que no tiene herramientas. Es una vergüenza”. La que habla es Paula Ávila, fotógrafa y delegada despedida del diario Hoy. Ayer se realizó una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo en el marco de la conciliación obligatoria dispuesta por los cien despedidos de ese matutino platense y la emisora radial Red92, a la que la directora de esos medios, Miriam René Chávez de Balcedo, fue llevada por la Policía luego de sus reiteradas inasistencias. Sin embargo, se negó a sentarse con los trabajadores, dijo que no tenía plata para pagar, denunció discriminación política del gobierno de Cambiemos en el otorgamiento de la pauta publicitaria y se retiró con su abogado sin firmar el acta.

La directora de los medios y madre del sindicalista detenido en Uruguay, Marcelo Balcedo, llegó a la sede platense del Ministerio de Trabajo (56 entre 17 y 18) acompañada por oficiales de la Policía bonaerense por solicitud de la cartera laboral, ante la reiterada ausencia a las audiencias por conciliación obligatoria. El lunes los trabajadores se habían movilizado en reclamo de reincorporación a sus puestos de trabajo y el pago de los sueldos adeudados, tras una audiencia a la que la mujer no concurrió.

“Nené” Balcedo llegó en una camioneta BMW negra en la que viajó con los policías desde su casa en el country Abril de Berazategui. Apenas dio unos pasos, y en un breve diálogo con una empleada despedida, expuso su argumento: que el gobierno de María Eugenia Vidal la persigue y la castiga discriminándola con la pauta oficial.

-Estás con el termo ahí, me podrías convidar un mate que estoy sin desayunar –dijo apenas bajó del coche.

-Si usted me paga el sueldo que me debe, le podría convidar.

-Si el Estado me paga a mí la publicidad, yo te lo pago.

Nené Balcedo llega escoltada con la Policía al Ministerio de Trabajo bonaerense

Así llegaba con la fuerza pública la dueña del diario Hoy a la sede del Ministerio de Trabajo (56 e/ 17 y 18) a una nueva audiencia, por el conflicto que mantiene con los y las trabajadores y trabajadoras. Tras sus reiteradas ausencias y por orden de la cartera laboral, la Policía Bonaerense fue a buscarla a su casa en el Country "Abril".

Posted by Empleadxs Hoy on martes, 20 de marzo de 2018

En el Ministerio, “Nené” Balcedo hizo una exposición en privado ante funcionarios de la cartera laboral. Cuestionó al ministro de trabajo, Marcelo Villegas, y a la gobernadora María Eugenia Vidal, y dijo que está siendo privada de pauta de publicidad oficial por motivos políticos. Sostuvo que los reclamos gremiales por pago de salarios “atentan contra la libertad de expresión, porque dificultan la continuidad del diario Hoy”.

“La llevaron por la fuerza para que se siente a negociar con los trabajadores, pero se negó. Dijo que no se iba a sentar con delincuentes”, contó Ávila. Y agregó: “Dijo que no iba a pagar los sueldos, que no tenía plata, que no nos iba a dejar entrar al diario. Se quejó a los gritos de que la habían llevado como a una delincuente y se fue”.

El Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo) informó que uno de los reclamos de la mujer fue una pauta mensual de 4 millones de pesos al Municipio de La Plata, la que, dijo, sería para el pago de sueldos e indemnizaciones. Además, informaron que tanto la empresaria como su abogado se retiraron sin participar de la audiencia de conciliación obligatoria, de la que también participó el Sindicato de Locutores y Operadores Técnicos (Aatrac).

El Ministerio de Trabajo comunicó a los gremios que ratificaba la Conciliación Obligatoria por otros quince días, y que declaraba nulos los despidos. Los sindicatos ratificaron sus demandas del pago de los sueldos adeudados, el ingreso de la totalidad de los empleados de EDIGRAFICA S.A. a sus lugares de trabajo en diario Hoy y radio Red92 y la presentación de la documentación de los trabajadores registrados, con detalle mensual de salario, aportes previsionales, descuentos de obra social y sindical.