Cientos de militantes se hicieron presentes este martes en las puertas del Congreso de la Nación para mostrar su apoyo al proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el cual llega con un respaldo inédito: 71 diputados firmantes y un gran apoyo popular.

Según una encuesta realizada por Amnistía Internacional, en Argentina, el 59% de los argentinos está de acuerdo con la despenalización, mientras que el 70% de las personas entrevistadas considera como muy o bastante importante que el Congreso debata el proyecto.

Daniel Lipovetzky, presidente de Legislación General (comisión cabecera), condujo el plenario junto con las legisladoras que presiden las otras comisiones: Familia y Mujer, comandada por Alejandro Martínez, Legislación Penal, en manos de Gabriela Burgos, y Salud, conducida por Carmen Polledo. Los dos primeros legisladores son firmantes del proyecto de la Campaña, mientras que las otras dos diputadas se declaran “antibortistas”, por lo que se espera una discusión pareja en cada uno de los espacios.

“se está tratando un tema importante para la agenda del movimiento de mujeres, pero fundamentalmente para la agenda de la salud pública”

El cronograma establecido por los presidentes de las comisiones será con reuniones los martes y jueves de 09:30 a 18 hs para escuchar a los expositores que presenten los diputados, con un máximo de cuatro por cada funcionario, lo que podría alcanzar más de mil disertantes.

Según anunció Lipovetzky, quien llamó a tener un debate “respetuoso y profundo”, habrá plazo hasta el 7 de abril para que cada legislador entregue la lista con sus expositores, los cuales se estima que tomarán la palabra desde el 10 de abril hasta, al menos, fines de mayo, en el anexo C de la Cámara, con posibilidad de seguirlo vía streaming.

Además del proyecto presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, ingresaron otras iniciativas similares de los diputados Sergio Wisky (PRO), Marcelo Wechsler (PRO), Araceli Ferreyra (Movimiento Evita) y Daniel Filmus (FpV-PJ), que se tendrán a consideración en comisiones.

La radical Brenda Austin, una de las firmantes que encabezan el proyecto de la Campaña, celebró que se “esté tratando un tema tan importante para la agenda del movimiento de mujeres, pero fundamentalmente para la agenda de la salud pública en la Argentina”, al tiempo que llamó a dar la discusión, porque “los argentinos nos merecemos el debate”.

“Hoy estamos acá con la posibilidad de llevar adelante este debate y en estas condiciones, gracias y a efecto del movimiento de mujeres”, celebró la diputada Mónica Macha, del Frente para la Victoria, coautora. “Esto tiene que ver con un debate que nos fuimos dando y que se está dando la sociedad. Por eso hoy están las condiciones para poder plantearlo en el Congreso de la Nación.”

“Hoy estamos acá con la posibilidad de llevar adelante este debate y en estas condiciones, gracias y a efecto del movimiento de mujeres”

“No sólo estamos discutiendo cómo instrumentar un debate, sino cómo conquistamos un derecho que es el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Para muchos de los que estamos aquí, y para millones de los que están afuera, esto es crucial”, dijo Romina Del Pla, diputada del Frente de Izquierda, otra de las firmantes que expuso en el día de ayer. La legisladora llamó a que no se obstaculice el debate y que los listados “no sean eternos”, al tiempo que propuso una banca para las integrantes de la Campaña.

La propuesta de la diputada del FIT fue respaldada por la legisladora del Peronismo para la Victoria Lucila De Ponti: “Ese texto, que lleva 72 firmas transversalmente de diputados y diputadas de todos los bloques, ha sido elaborado colectivamente con la participación de la organización de estas mujeres que son las verdaderas autoras de este proyecto de ley, así como las verdaderas autoras de este debate”.

“Nosotras tenemos una deuda con las mujeres argentinas y tiene que ver con el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Este debate es importante y fundamental, pero nuestra deuda es la ley; que el proyecto llegue al recinto, que se vote y que logremos aprobarla”, sostuvo De Ponti, quien consideró que es fundamental “no dilatar los plazos más allá de lo necesario”.