Por Ramiro García Morete

Los trabajadores despedidos del diario Hoy y la radio Red92 volvieron a manifestarse este lunes luego de que la controversial Myriam René Chávez de Balcedo se ausentara de la audiencia en el marco de la segunda conciliación obligatoria dictaminada por el Ministerio de la provincia. En nombre de las más de cien familias damnificadas, y con el apoyo de colegas, particulares y organizaciones como ATE, MST y CTA, la convocatoria tuvo lugar en la esquina de 7 y 50, que fue cortada al mediodía “para que la ciudadanía se entere”.

Según comentaron los trabajadores, el Ministerio libró la cédula para que la empresaria fuera abordada por la fuerza policial. Sin embargo, no fue hallada en la dirección que presentó legalmente: el edificio donde funciona el matutino.

“El Gobierno se jacta de combatir a la mafia. Es de público conocimiento lo que hizo Balcedo en Uruguay, igual que su madre. Esperamos que la provincia avance”

“Nos manifestamos para exigirle tanto al gobierno provincial como a la empresa que empiecen a cumplimentar las leyes”, explicó la trabajadora Stefanía Velo. “Estamos en una instancia de negociación donde hacen falta dos partes, y la empresa no se ha sentado. Que libren la orden judicial y que la vayan a buscar con la fuerza policial donde sea a Myriam Chávez de Balcedo y sus representantes legales”.

También reclamó: “El gobierno se jacta de combatir a la mafia. Es de público conocimiento lo que hizo Balcedo en Uruguay. Es conocido lo que sigue haciendo, igual que su madre. Esperamos que la provincia avance”. Los trabajadores siguen exigiendo la reincorporación, aunque el panorama indica que por lo menos deberán asegurarle la indemnización correspondiente o la continuidad en caso de que el medio fuera traspasado a otras manos.

Velo también comentó que recientemente renunciaron los representantes legales, por lo que están a la espera de saber quiénes son los nuevos representantes que patrocinarán la empresa.

La situación de incertidumbre se agudiza, dado que durante el fin de semana hubo nuevos despidos, por lo cual el funcionamiento del diario cada vez es menos probable. Varios de los “históricos” en puestos jerárquicos renunciaron y en cierto modo es la sección de Deportes la única que se mantiene.

El taller de impresión del matutino seguiría también su conducta leal, e inclusive habría contribuido para bloquear las puertas e impedir el ingreso a las instalaciones de los despedidos. Tras la prisión de Marcelo Balcedo y su esposa Paola Fieje (ambos en cárceles uruguayas), Chávez de Balcedo se hizo cargo también de la emisora Red92. Aunque no habría certezas acerca de la transferencia de la titularidad.

Hay que agregar también que el delegado del diario (Gustavo Batista, jefe de prensa del Servicio Penitenciario Bonaerense) renunció y los trabajadores que cumplen funciones aún están sin representación. No hay ningún suplente ni acción para que se sientan representados. El cuadro general, coinciden off the record, presupone un vaciamiento de la empresa.

“Cuesta mucho. Algunos compañeros empiezan a buscar o conseguir trabajos en otros lugares. Y no es lo que uno quiere”

Según comentó el trabajador David Barresi, el ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas habría cedido a impulsar realmente una resolución dada la exposición pública que la férrea resistencia de los damnificados ha tenido. Pero, por otro lado, extraoficialmente, funcionarios actuales atribuyen las trabas a la gestión anterior.

Federico Tártara, periodista radial, expresó la angustia que viven desde hace meses. “Es una situación desesperante. Dos meses sin cobrar, pagar alquiler, aumentos”. También se refirió a la dificultad de no ceder a la estrategia de desgaste de la empresa. “De un día para el otro, quedar afuera y que ni siquiera te manden un telegrama. Cuesta mucho. Algunos compañeros empiezan a buscar o conseguir trabajos en otros lugares. Y no es lo que uno quiere. Porque hay una vocación y uno se formó”, completó.