Ante la pérdida de poder adquisitivo que sufrió la clase media y los sectores de ingresos más bajos a manos de la inflación, la senadora nacional Cristina Kirchner presentó un proyecto de ley para que el Estado disponga un aumento del 8,8% a jubilados y beneficiarios de AUH, incluyendo a las embazadas. Entre todos los sectores incluidos, serían 11 millones de ciudadanos los que verían mejorados sus ingresos entre abril y mayo.

Excombatientes de Malvinas, madres de siete hijos y beneficiarios de la pensión del adulto mayor que cobren hasta 10 mil pesos también son objeto de esta iniciativa, según se informó oficialmente. “A diferencia del bono de Mauricio Macri, que sólo incluía el mes de marzo, el proyecto contempla que la compensación se haga efectiva en abril y mayo”, expresó Unidad Ciudadana en un comunicado.

“La iniciativa pretende que durante dos meses los afectados por el ajuste de diciembre reciban una compensación del 8,8% del total de su ingreso”, se detalló desde el entorno de la expresidenta. Para el caso de quienes estuvieron en el conflicto bélico del Atlántico Sur y las madres de siete hijos, serían tres las compensaciones, ya que recibirían retroactivo marzo.

El Gobierno de Cambiemos miente todo el tiempo. Esta vez lo hizo cuando prometió que, con la nueva fórmula, las jubilaciones iban a aumentar más que la inflación. Falso.

‪”Es sabido. El gobierno de Cambiemos miente todo el tiempo. Esta vez lo hizo cuando prometió que, con la nueva fórmula, las jubilaciones iban a aumentar más que la inflación. Falso. La inflación está descontrolada y las jubilaciones no paran de perder poder adquisitivo”, posteó CFK en su perfil de Facebook.

“Por eso, resulta necesario que el Congreso de la Nación haga valer las facultades que le otorga la Constitución Nacional para reparar el daño que el gobierno de Cambiemos ha causado a más de diez millones de argentinxs”, agregó la exmandataria en esa misma red social.

En los fundamentos de la propuesta se describe una “situación crítica” debido “a que en diciembre se aprobó la Ley 27.426 –que estipula un cambio en la fórmula de movilidad–”, lo que trajo como consecuencia “el congelamiento en términos reales de las jubilaciones, las asignaciones y las pensiones no contributivas”.

El proyecto completo está disponible AQUÍ