Desde la irrupción en el discurso mediático local de la “ola delictiva” a manos de chicos y el consecuente lobby por bajar la edad de punibilidad, organismos sociales y de derechos humanos se pronunciaron con preocupación ante el abandono del gobierno provincial de los programas de protección de la niñez en las áreas más relegadas de La Plata. El cierre de los Centros de Día y la desarticulación de programas de la dirección de Niñez y Adolescencia se combinan con una fuerte escalada de violencia represiva hacia los menores, de la mano de la “doctrina Chocobar”.

Es por esto que decenas de espacios de trabajo de Niñez y Adolescencia, junto a organismos como la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), decidieron impulsar el pedido de declaración de Emergencia en Niñez en la ciudad de La Plata, presentada esta semana ante el Concejo Deliberante local.

“El desfinanciamiento y vaciamiento del sistema de promoción y protección de los derechos de los niños (Ley N° 13.298) y la ausencia de políticas sociales integrales han dejado a los niños, niñas y adolescentes en un estado de total desprotección y peligro. Esta grave situación de vulnerabilidad se complementa con discursos públicos estigmatizantes -muchos refrendados incluso por autoridades gubernamentales- y con el fortalecimiento de las políticas represivas que tienen a los más chicos como víctimas preferenciales de las fuerzas de seguridad”, había expresado la CPM a través de un comunicado.

Asimismo, el vaciamiento de programas y espacios en toda la ciudad es un problema que ha avanzado de manera paulatina desde la llegada de Cambiemos tanto al Ejecutivo provincial como municipal.

“Faltan locales, becas, programas, recursos. Todo esto, sumado a un contexto económico y social desfavorable, hace a una situación realmente preocupante”

“Estamos observando las preocupantes deficiencias del sistema de protección de la niñez. En el caso particular de La Plata, hay un tratamiento particular en medios que hace más visible estas deficiencias. Las versiones punitivas contrastan con el silencio que hay respecto de la falta de aplicación de la Ley N° 13.298. Faltan locales, becas, programas, recursos. Todo esto, sumado a un contexto económico y social desfavorable, hace a una situación realmente preocupante”, dijo a Contexto Marcelo Iafolla, referente del área de Niñez y Adolescencia de la CPM, organismo que articuló su labor con diferentes espacios de contención y trabajo de infancias vulneradas en la ciudad.

Tal es el caso de la Casa Joven de la Obra del Padre Cajade, lugar emblemático en La Plata y uno de tantos afectados en los últimos dos años por las políticas de Cambiemos. La institución se encuentra entre las que conforman la Asamblea de Organizaciones de Niñez de la región platense, espacio que el año pasado impulsó la campaña “El hambre es un crimen”.

“estamos sufriendo un embate terrible, producto del creciente desfinanciamiento en políticas de niñez”

“Entendemos que estamos sufriendo un embate terrible, producto del creciente desfinanciamiento en políticas de niñez. En el empobrecimiento de las condiciones estructurales de vida de los pibes, la falta de vacantes y condiciones en colegios, la inaccesibilidad a la salud pública; toda una serie de elementos que hacen a una situación muy grave”, dijo a Contexto Tomás Bover, referente de la Casa Joven, quien sostuve que “hay una nueva actuación punitiva por parte del Estado de la mano de un gran déficit en la promoción de derechos”.

Cabe destacar que en La Plata se han dado de baja varios convenios y becas de trabajo en los Centros de Día, hecho que provocó la disolución del Centro Terapéutico Diurno o la casi desaparición del programa Crianzas sin Violencia. A ello se suma la baja del convenio con el espacio El Galpón, también de La Plata.

Según denuncian referentes, se esperan para abril más de cien bajas de convenios por parte del gobierno provincial.