Mediante un breve texto por Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la destitución del secretario de Estado, Rex Tillerson. El nuevo jefe de la diplomacia de norteamericana será el hasta ahora titular de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo. A cargo la casa de los espías, Trump designó a quien se desempeñaba como subdirectora, Gina Haspel.

El mandatario norteamericano anunció que “Mike Pompeo, director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Rex Tillerson por su servicio! Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!”.

Como señaló Trump, Haspel será la primera mujer en dirigir “la Compañía” (como suelen denominar en el gobierno estadunidense a la principal y más conocida agencia de inteligencia norteamericana). Lo que no mencionó es que la nueva titular tiene el triste antecedente de haber avalado y participado de torturas a prisioneros en cárceles clandestinas.

calloni: “Trump se ha rodeado de un grupo muy violento. Un símbolo de ello es el senador republicano Marco Rubio, un hombre vinculado con los grupos terroristas cubanos de Miami”.

La disputa entre los halcones de Washington terminó con el alejamiento del canciller y exgerente de la petrolera Exxon Mobile, Rex Tillerson. A pesar de su política agresiva, sectores del poder norteamericano lo veían como “demasiado blando” en su accionar.

Su reemplazante, Pompeo, es miembro del Tea Party, el ala dura del Partido Republicano, y se ha manifestado en más de una oportunidad contra cualquier acuerdo con Irán, a quien acusa de “promover el terrorismo”, y por mantener en funcionamiento la prisión ilegal de Guantánamo.

Por su parte, Haspel, hasta ahora subdirectora de la CIA y futura titular de dicha Agencia, fue directora de una de las cárceles clandestinas creadas por el gobierno de Estados Unidos luego de los atentados a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

En su rol de directora de la cárcel clandestina en Tailandia, Haspel ordenó la destrucción de grabaciones donde habían quedado registrados los abusos y violaciones contra los prisioneros, y ella misma participó de al menos dos interrogatorios bajo tortura a detenidos ilegales que se hallaban en esa prisión.

En diálogo con Contexto, la periodista e investigadora Stella Calloni aseguró que “Trump se ha rodeado de un grupo muy violento. Un símbolo de ello es el senador republicano Marco Rubio, un hombre vinculado con los grupos terroristas cubanos de Miami. Trump se ha volcado hacia el sector más duro de los ‘Halcones de Washington’ y de la mafia cubana que reside en Estados Unidos”.

calloni: “trump se ha volcado hacia el sector más duro de los ‘Halcones de Washington’ y de la mafia cubana que reside en Estados Unidos”.

“Al fracasar su arremetida contra América Latina con el intento de golpes blandos y la instalación de democracias de seguridad nacional, y ante la resistencia de los pueblos, ha endurecido su postura”, remarcó.

Calloni sostuvo que “el nombramiento de Pompeo al frente del Departamento de Estado y de una persona tan temible y nefasta como Haspel al frente de la CIA, una mujer que ha sido denunciada en el propio Estados Unidos, representa un mensaje, una amenaza para todos los pueblos del mundo”.

“Si para la ultraderecha de Estados Unidos Tillerson no era lo suficientemente duro, podemos empezar a imaginarnos lo que representan Pompeo y Haspel”, señaló la especialista.