El Paro Internacional de Mujeres también se hará sentir en La Plata, cuando miles de platenses salgan a denunciar la violencia machista y las políticas económicas de ajuste de la gobernadora María Eugenia Vidal y del intendente Julio Garro, bajo la consigna “ante el ajuste macrista, resistencia feminista”.

En las asambleas preparatorias, las mujeres cargaron con fuertes críticas respecto de las políticas neoliberales de Cambiemos, marcando así una de las consignas centrales de esta gran movilización que arrancará a las 17 desde Plaza Moreno hasta la cartera de Economía, para evidenciar el ajuste.

Según el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, Buenos Aires es la provincia con mayor cantidad de femicidios, mientras que desde el Ministerio Público bonaerense detallan que ocurre al menos uno cada cuatro días, superando los noventa casos durante el año pasado. Ante este panorama, la respuesta de Cambiemos y de Vidal sigue sin aparecer de manera concreta, a pesar disponer de un Plan Integral, que terminó subejecutado. “Participar de las marchas no es suficiente”, dijo la gobernadora recientemente, al tiempo que lanzaba una App para celulares como herramienta para combatir la violencia de género.

Desde el mismo Ministerio Público informaron que se recibieron 95 mil denuncias durante 2017 (paradójicamente, las trabajadoras de la línea 144 advirtieron ser “violentadas” por el gobierno por la alta precarización laboral). A pesar de las denuncias, las causas relacionadas con la violencia de género, como amenazas y lesiones, que ascienden al 71%, son las “más archivadas” en la provincia, según un informe emitido esta semana por el Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. Ese documento detalla también que “el 70% de las víctimas corresponden a la franja etaria de 19 a 40 años”.

Los datos y las experiencias relatadas en las asambleas evidencian que las políticas públicas y el “plan integral” no son suficientes si no se llevan adelante ni se aplican como se debe. Por otra parte, los despidos masivos tanto en entes privados, como en los públicos, teniendo exponentes como Ferrobaires y Fanazul, profundizan la exclusión que sufren las mujeres. Esta situación cala hondo en La Plata, siendo la ciudad con mayor desempleo femenino, según datos arrojados por el INDEC en noviembre de 2017, escalando a un 14,4%, superando así en un 3,3 puntos al año anterior. A esto se le suma que el 68% del sector poblacional de menores ingresos son mujeres.

La movilización partirá desde Plaza Moreno, frente al Municipio platense, donde se le exigirá al intendente Julio Garro que tome cartas en el asunto.

Otro de los reclamos a Garro es la reglamentación y cumplimiento de la Emergencia en Violencia de Género, aprobada el año pasado bajo el impulso de las concejalas de La Plata, pero sin ejecución hasta el momento.

Entre las consignas también estarán el apoyo a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la exigencia de aparición con vida de Johana y el pedido de justicia por las mujeres víctimas de femicidios de la región.

Por otra parte, en el día de la mujer trabajadora, las mujeres buscarán mostrar las desigualdades laborales que persisten, entre la profundización de la precarización y las brechas salariales entre hombres y mujeres, alcanzando hasta un 27% de diferencia según un informe producido recientemente por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

Descontarles a las mujeres que hagan paro

Cuando diferentes intendentes decretan asueto para que las mujeres paren y se movilicen en el marco del Paro Internacional, desde el gobierno provincial analizan hacerles descuentos en sus salarios a las que adhieran, según informaron diversos medios.

Los argumentos esgrimidos serían que la Administración pública trabajará normalmente.

Mientras tanto, la gobernadora María Eugenia Vidal cerró las Jornadas Internacionales contra la Violencia de Género en La Plata, al tiempo que pidió que la problemática “no se siga postergando”.