Los gremios estatales y docentes culminaron ayer el plan de lucha de 48 horas de paro con una masiva movilización en el centro platense hacia el palacio de la Gobernación, donde columnas de ATE, ambas CTA, CICOP, Suteba, Judiciales y decenas de organizaciones ratificaron la disputa con María Eugenia Vidal por el ajuste salarial y el sistemático avance sobre programas y derechos laborales. Entre los principales destacados se ubicaron trabajadores del Hospital Posada y Fanazul, hoy un fiel reflejo de la oleada de despidos desarrollada en los últimos meses por el macrismo.

La cabecera de la marcha que partió desde Plaza Italia estuvo conducida por representantes de todos los sectores convocantes, desde la dirigencia nacional de ATE representada por Hugo “Cachorro” Godoy, seguido por su par en la provincia de Buenos Aires, Oscar de Isasi, pasando por el referente de CTA y Suteba, Raúl Calamante, hasta el presidente de CICOP, Fernando Corsiglia. También se pudo ubicar a Octavio “Tato” Miloni, referente del gremio de docentes universitarios ADULP -nucleado en la CTA de los Trabajadores- entre la línea de frente de la movilización que colmó la avenida 7 de La Plata con un millar de manifestantes.

“Es evidente que la política de Macri y de, en este caso, la gobernadora Vidal tiene la intención de generar un ajuste en base a despedir trabajadores, reducir salarios y aumentar la precarización laboral. Frente a esa situación, hacemos este tercer paro del año para demostrar que los estatales no se resignan”, dijo a Contexto Hugo Godoy, quien destacó la unidad del movimiento trabajador que se logró reconstruir en los último dos años, con especial enclave en la marcha del pasado 21 de febrero.

“En lugar de Cambiemos deberían llamarse Ajustemos. En FANAZUL cerraron una fábrica que estaba FUNCIONANDO, con el argumento de que era improductiva”

La marcha desarrollada en la capital bonaerense se desplegó en simultáneo con otras manifestaciones en diferentes puntos del país, como Chaco, Misiones, Santiago del Estero, Esquel o Rawson.

El fracaso del gobierno en las instancias de diálogo fue en gran parte el disparador de esta jornada masiva en la que el reclamo por apertura de paritarias de manera inmediata se combinó con luchas como la que sostienen los trabajadores de la ya disuelta Unidad Ejecutora Provincial, los profesionales de la salud del Hospital Posadas o la defensa del Instituto Previsión Social (IPS).

“Si el gobierno insiste en tener políticas para los trabajadores del Estado que son perjudiciales, está garantizando el conflicto. La gobernadora Vidal ha decidido desde hace rato reunirse sólo con sus amigos y los alcahuetes que le legalizan la paritaria a la baja, como pasó el año pasado”, sentenció, en diálogo con Contexto, Oscar De Isasi.

“hablan de un 15% para salarios cuando la inflación estará por encima del 20%. El 2018 será un año clave para pelear contra el ajuste”

En tanto, Juan Cacace, trabajador de FANAZUL, durante el acto expresó: “En lugar de Cambiemos deberían llamarse Ajustemos. En FANAZUL cerraron una fábrica que estaba funcionando, con el argumento de que era improductiva, y las 220 familias que estamos en la calle no tenemos dónde trabajar. Pero, lejos de rendirnos, seguimos con la lucha”.

Descuentos por adherir al paro y aprietes a dirigentes fueron algunas de las represalias por parte del gobierno que denunciaron los gremios durante el acto que culminó frente al palacio de Gobernación.

Cabe destacar que el paro estatal confluyó con el plan de lucha de los docentes y médicos, que mantuvo escuelas cerradas y hospitales con la atención en dinámica de días feriados.

Por otro lado, la Asociación Judicial Bonaerense también confluyó entre las principales columnas de la movilización, bajo la conducción de Pablo Abramovich, quien sostuvo que “este es un año de ajuste y por eso hablan de un 15% para salarios, cuando la inflación estará por encima del 20%. El 2018 será un año clave para pelear contra el ajuste”.