Por Pablo Pellegrino

“Crecimiento invisible” fueron las palabras que eligió el presidente Mauricio Macri para referirse a estos dos años de gobierno que, según él, es la base para que Argentina tenga un crecimiento sostenido por veinte años y para eliminar la pobreza. También fueron las palabras elegidas por todos los sectores de la oposición para criticar el mensaje del mandatario, en algunos casos, o para burlarse a través de las redes sociales, en otros.

“Lo peor ya pasó y ahora vienen los años en que vamos a crecer”, dijo el presidente frente a los legisladores, y afirmó: “Tenemos metas para bajar la inflación, para reducir el déficit fiscal. Y, como las vamos a cumplir, vamos a dejar de endeudarnos y se van a multiplicar las inversiones en un país confiable”.

En diálogo con la prensa a la salida de la sesión, el presidente del bloque de diputados del FPV-PJ, Agustín Rossi, consideró que la exposición de Macri “nos hace acordar a aquel discurso de que tenemos que esperar el segundo semestre, porque de vuelta el presidente hace invocaciones a un futuro maravilloso que él ve y hace pocas referencias a un presente muy angustiante que viven los argentinos”.

“La sensación que yo me llevo es que el presidente habla de una realidad que no es la que viven los argentinos en estos días: tarifazos, aumento de todos los servicios, aumento de los alimentos producto de la devaluación, todo eso con los mismos salarios del año pasado y con paritarias que quieren cerrar en 15% que claramente van a llevar a una pérdida del poder adquisitivo del salario”, dijo el jefe de la bancada kirchnerista.

agustín Rossi: “Nos hace acordar a aquel discurso de que tenemos que esperar el segundo semestre, porque de vuelta el presidente hace invocaciones a un futuro maravilloso”. 

Axel Kicillof, por su parte, expresó que “es muy llamativo que no hable del enorme endeudamiento externo cuando todos los medios internacionales y las agencias de calificación advierten de la fragilidad de nuestra economía, y el presidente habla del ‘crecimiento invisible’ que tendrían que estar disfrutando todos ustedes”.

También se refirió a las metas de inflación del gobierno, y afirmó que “todas las consultoras, incluso las oficialistas, hablan de una inflación mayor a la de enero, que también dio por encima de lo que habían pronosticado; así nos comeríamos cinco puntos de inflación en sólo dos meses”.

“Me parece un discurso con una negación absoluta de la realidad, por momentos con hipocresía, pero con una falta enorme de realidad”, dijo a Contexto el diputado del bloque Federal UNA, José Ignacio de Mendiguren. “Yo creo que sí hubo un crecimiento invisible: es tan invisible que en la industria ni se ve”, sostuvo el expresidente de la Unión Industrial Argentina.

“Lo que hay que decirle es que con este modelo donde la bicicleta financiera es el eje de la política económica, nunca se va a poder desendeudar porque el país no tiene capacidad de repago. Argentina está importando bondiola de Dinamarca, manzanas de Chile, naranjas de España; con ese nivel de competitividad, la Argentina que genera dólares no la va a tener nunca, va a tener un endeudamiento permanente”, analizó.

“Argentina puede crecer aumentando la pobreza y la desocupación como en la década del noventa, pero lo que Argentina necesita es un crecimiento con valor agregado, no concentrado en cuatro sectores de la economía y que permita poder consolidar un modelo de altos salarios y alto valor agregado”, dijo en ese sentido.

“Otra incongruencia en su discurso es la del boom turístico. No le han informado al presidente que el boom turístico fue de argentinos al exterior y no al revés; tenemos un déficit de 11 mil millones de dólares por turismo”, agregó.

Otro de los pasajes del discurso presidencial fue referido al “alto estándar ético” de los funcionarios de gobierno. En este punto, el diputado De Mendiguren opinó: “Tenemos el caso Caputo, el caso Díaz Gilligan y justo después de la apertura de sesiones salen otra vez las coimas que pagaron de Odebretch a Gustavo Arribas; insisto, el discurso del presidente tiene una falta de realidad absoluta”.

Sobre las propuestas que presentó el mandatario para la agenda legislativa de este año, entre las cuales destacó el endurecimiento de penas para personas que conduzcan alcoholizadas o bajo la influencia de otras drogas, la igualdad salarial entre hombres y mujeres y la extensión temporal de las licencias por paternidad, el diputado se preguntó: “¿A alguien le parece que son un tema para presentar en una asamblea legislativa? Habló de que iba a proponer el salario igual para la mujer y eso ya está en la Constitución Nacional”.

Trabajo y producción también reflejan otra realidad

“Durante estos dos años avanzamos mucho. Juntos logramos acuerdos que generan empleo y llevan oportunidades nuevas a nuevas partes del país. Gracias a esto, la desocupación está bajando y el total de trabajadores registrados aumentó en casi 270 mil” fue otra de las definiciones que dio Mauricio Macri en el parlamento, y destacó también la media sanción lograda para la Ley de Financiamiento Productivo que, según él, va a permitir “canalizar el ahorro de los argentinos, en especial a las pymes que necesitan capital para crecer”.

josé ignacio de mendiguren: “Yo creo que sí hubo un crecimiento invisible: es tan invisible que en la industria ni se ve”. 

El presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), Eduardo Fernández, dijo a Contexto que “si baja la demanda interna, suben las importaciones, falta financiamiento, hay más concentración económica y, a pesar de todo eso, Macri dice que estamos generando trabajo, es por lo menos falta de seriedad”.

“Nos preocupa muchísimo la situación de constante caída del mercado interno, la influencia de las importaciones en la demanda interna, y nos encontramos con expresiones como ‘apertura o incorporación al mundo’ cuando tenemos datos del déficit del comercio exterior récord de 2017 y un déficit programado para 2018 aún mayor”, sostuvo.

“Uno encuentra contradicciones por todos lados: dicen que van a financiar a las pymes y el 20 de febrero de este año pocos se enteraron de que por decreto presidencial se eliminó el FONAPYME, que era el fondo para financiar y desarrollar procesos productivos con innovación y posibilidad de dotar a las pymes de mejores herramientas”, afirmó Fernández.

“Vemos que hay una pérdida constante de puestos de trabajo, sobre todo en el sector manufacturero, y las pymes estamos tratando de contener con enorme sacrificio nuestra plantilla de trabajadores con disminución de horas trabajadas, pero cada vez es más difícil”, concluyó. 

Sobre este aspecto, José Ignacio de Mendiguren analizó que “para que Argentina mantenga su nivel de empleo, debe generar 200 mil puestos de trabajo nuevos por año por la gente que se incorpora al mercado laboral, y seguimos sin generarlos”, mientras que “lo único que crece son los monotributistas”.