“Este gobierno no puede pronunciar la palabra Nación. No les interesa tener un país sino una empresa, que no necesita escuelas y mucho menos docentes, y como estamos viendo, tampoco alumnos. Desde esa mirada uno entiende que por primera vez en la historia argentina su política sea cerrar escuelas, programas y dejar en la calle a maestros. En todo caso hubo distintos enfoques sobre la educación, pero a ninguno se le ocurrió destruir el sistema educativo”. La que habla es la pedagoga Adriana Puiggrós, invitada por el bloque de diputados bonaerenses de Unidad Ciudadana al Foro en Defensa de la Educación Pública que se realizó en la mañana del miércoles en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, en rechazo a la medida del gobierno de María Eugenia Vidal de cerrar escuelas y jardines rurales y del Delta, clausurar cursos y cesantear de oficio a docentes.

La actividad fue convocada por la bancada que conduce Florencia Saintout para abrir el debate en repudio del recorte en Educación. La diputada anunció el pedido de interpelación al director general de Escuelas, Gabriel Sánchez Zinny, para que dé explicaciones acerca de sobre qué criterios jurídicos y pedagógicos se basó para clausurar las escuelas, y convocó a las demás fuerzas de la oposición en la Legislatura para que se sumen a esta iniciativa.

Este gobierno no puede pronunciar la palabra Nación. hubo distintos enfoques sobre la educación, pero a ninguno se le ocurrió destruir el sistema educativo”. Puigross.

Del foro participaron los diputados de la bancada de Unidad Ciudadana-FpV-PJ Juan Debandi, Miguel Funes y Lucía Portos; la senadora de Unidad Ciudadana María Elena Defunchio; Jorge D’Onofrio, del Frente Renovador; docentes y representantes de los gremios.

El cierre de 39 escuelas rurales y 9 del Delta de San Fernando, que afecta a alumnos de condiciones económicas vulnerables, generó un fuerte rechazo de sindicatos, maestros y padres.

Saintout sostuvo que la política educativa de Vidal “no sólo no creó escuelas y jardines ni mejoró la situación de los docentes, sino que ha sido un ataque sistemático en todos los niveles, en las escuelas, terciarios, e incluso también un ataque contra los extranjeros, cuando se dice que tienen que pagar para acceder a la educación superior en Argentina”.

“Estas medidas que toma el gobierno afectan al conjunto de la educación, no solamente a un grupo de docentes. Afectan al conjunto de los docentes y de las escuelas públicas”, agregó Puiggrós.