Conductores y propietarios de transportes escolares realizaron este jueves una caravana por la ciudad de La Plata para reclamar ser atendidos por las autoridades de la Municipalidad ante cambios sin previo aviso dispuestos por la Dirección de Habilitaciones, conducida por Guadalupe Lavernia. Se quejan de que, a pesar del servicio que prestan, no tienen diálogo con el Ejecutivo. 

“No hay diálogo con el Municipio. Hace dos años que estamos tratando de tener diálogo y no tenemos. Cada vez se hace más difícil todo”, explicó a Contexto Rodolfo Bogarkusoff, presidente de la Asociación de Propietarios de Transportes Escolares de La Plata (APTELP).

Los transportistas aseguran que de forma inesperada el Municipio de La Plata modificó el lugar donde realizaban la habitual desinfección, complicando así la llegada de los vehículos, a la par que lo hizo durante febrero, por lo que muchos conductores no pudieron asistir a realizar tales controles y hoy se encuentran multados, a días del comienzo de las clases.

“Muchos dan de baja el seguro en verano porque no lo pueden pagar al no trabajar. Todo ese esfuerzo que le cuesta mucho al transportista al municipio no le importa”

“Pusieron una desinfección el 1° de febrero, cuando no trabaja transporte escolar, cuando muchos están haciendo arreglos en los vehículos, por lo tanto, muchos no estaban en condiciones de ir. Muchos dan de baja el seguro en verano porque no lo pueden pagar al no trabajar. Todo ese esfuerzo que le cuesta mucho al transportista al Municipio no le importa y hace esto arbitrariamente. El que no hizo la desinfección tiene una multa ahora”, explicó Bogarkusoff.

Por otra parte, los transportistas señalan que a días de comenzar las clases los colegios no cuentan con el cordón amarillo ni con la señalética correspondiente para el estacionamiento de transporte, al tiempo que durante el periodo escolar no registran presencia de inspectores, “salvo en algunos privados exclusivos en pleno centro, para la foto”.

“Cada vez estamos peor. No sobra TRABAJO, sumado a todo lo que nos agregan mes a mes. Por otro lado, el trucho no tiene  nada”

Otra de las grandes preocupaciones que tienen desde este sector es la cantidad de transporte ilegal, siendo que ellos cumplen “todo lo que exige el Municipio y lo que baja de provincia y nación”, lo que “insume plata y trabajo”. 

“Cada vez estamos peor. No sobra trabajo, sumado a todo lo que nos agregan mes a mes. Por otro lado, el trucho no tiene  nada”, aseguraron desde la APTELP, desde donde denunciaron que la colonia de vacaciones municipal se hizo con transporte no habilitado para el transporte de menores.

“Todo eso, y ante la falta de diálogo a esta altura del año, ya es demasiado. Todos esperábamos un cambio y en nuestro sector ese cambio todavía no aparece”, manifestó el presidente de APTELP, antes de ingresar un petitorio dirigido al intendente Julio Garro para exigir una reunión con las autoridades y la reanudación de la desinfección en el predio anterior.