Tras las escuelas y jardines cerrados por la gobernadora María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hizo lo propio en Capital Federal  y avanzó con el cierre definitivo de 15 sedes del Plan Fines, afectando así a más de 500 alumnos que estaban terminando sus estudios secundarios y a 130 docentes, según detallaron a Contexto desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Desde que el gobierno de Mauricio Macri decretó el fin de la paritaria nacional, cada jurisdicción empezó, entre otras cosas, a hacerse cargo del Plan Fines, pero para el gobierno de Rodríguez Larreta parece no ser prioridad. Esta semana, desde el área de Adultos, fueron citados los responsables de cada sede para informarles el cierre de las mismas, con diferentes argumentos sin plantear siquiera la reubicación de estudiantes ni docentes.

“Cada jurisdicción decide que cosas sostener y que no. El tema que acá estamos en la jurisdicción más rica del país, administrada por el oficialismo. La excusa de ellos es que no tienen fondos para bancar la educación. Es un tema de política no de números”,  explicó Silvia Carrete, delegada de Fines de UTE a Contexto, quien detalló que el gobierno porteño sólo debe hacerse cargo de pagar a los maestros ya que el resto de los gastos corren por el conveniente.

Pokoik: por qué e está afectando un derecho muy elemental que es el acceso justo a la educación pública”

“No estamos hablando de un tema presupuestario en sí sino de una decisión política”, agregó la delegada Carrete.

Las sedes con cierres que ya fueron confirmados funcionaban en barrios así como también en organismos públicos. El gobierno porteño avanzó con las sedes del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), del Ministerio de Economía, de la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc), Villa 20 de Lugamo, de la Institución Estrella de Belén, de la Capilla Guadalupe, de la Superintendencia Servicios de Salud, del Sindicato de Empleadas Domésticas, de la Villa La Carbonilla, de la Jefatura de Gabinete, del la Asociación del Personal de la Universidad de Buenos Aires (APUBA), de Zavaleta y del Ministerio de Educación, entre otras.

UTE: “La excusa de ellos es que no tienen fondos para bancar la educación. Es un tema de política no de números”

De esta forma, Rodríguez Larreta deja sin educación secundaria a empleados públicos y a barrios vulnerables. Desde UTE no descartan que en los próximos días sean más sedes notificadas, al tiempo que sostienen que, teniendo en cuenta que el gobierno marcó como fecha de caducidad del Fines el 1 de enero del 2019, Rodríguez Larreta está avanzando en esa línea “planificando es el cierre definitivo del Programa”.

“#VidalCierraEscuelas en la provincia, @horaciorlarreta da de baja 13 sedes del Plan FinEs en la Ciudad. Dos caras de la misma moneda: ajuste y pérdida de derechos”,  tuiteo el Mariano Recalde, legislador porteño por Unidad Ciudadana, bloque desde el cual le elevaran un pedido de informes al gobierno de la ciudad al respecto de esta situación.

Los diputados de este bloque plantean que hay una vulneración del derecho a la educación de adultos y adolescentes que se encontraban finalizando sus estudios, al tiempo que los más de cien docentes afectados quedarían sin trabajo. Ante esta situación, instaron a Rodriguez Larreta a que dentro de 30 días brinden respuestas.

“Les pedimos que expliquen por qué han cerrado sedes del Plan Fines y que den los fundamentos y los criterios que se  han utilizado, porque se está afectando un derecho muy elemental que es el acceso justo a la educación pública”, sostuvo la diputada y vicepresidenta de la Comisión de Educación, Lorena Pokoik.