La Asociación Madres de Plaza de Mayo entregó este lunes las baldosas pintadas con los pañuelos blancos que fueron removidas de la histórica Plaza de Mayo a la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. En un emotivo acto llevado a cabo en el edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de la casa de altos estudios platense, la titular de Madres, Hebe de Bonafini, expresó: “La Plaza es historia y no vamos a dejar que la maltraten porque sí”.

Cabe recordar que, ante la decisión unilateral del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de alterar la histórica plaza, las Madres exigieron la entrega de los mosaicos que contienen los pañuelos blancos pintados a mano por el pueblo, y determinaron que las baldosas por las que transitaron durante cuarenta años fueran derivadas a distintas instituciones.

De esta forma, la unidad académica ubicada en la zona del Bosque platense fue elegida para recibir este emblema tras el pedido de la agrupación estudiantil Rodolfo Walsh, que conduce el Centro de Estudiantes, de conservar el símbolo.

“El pañuelo simboliza la incansable y solidaria lucha de un colectivo de mujeres que en plena dictadura cívico-militar salieron a buscar a sus hijos”

Según anunciaron durante la ceremonia, las baldosas estarán ubicadas provisoriamente en el hall del edificio de diagonal 113 y 63 hasta que se inaugure el auditorio universitario que llevará el nombre Madres de Plaza de Mayo. “El pañuelo simboliza la incansable y solidaria lucha de un colectivo de mujeres que en plena dictadura cívico-militar salieron a buscar a sus hijos y enfrentaron al rerrorismo de Estado más cruel”, se describió durante el encuentro.

Al descubrir el panel con las baldosas, y acompañada por la exdecana de la Facultad de Periodismo y ahora diputada bonaerense de Unidad Ciudadana Florencia Saintout y el presidente del Centro de Estudiantes Lucas Vialey, Bonafini agregó:  “Hay muchas maneras de borrar la historia, y nosotros no se lo tenemos que permitir, porque somos la historia viva y ustedes nos van a acompañar. La memoria son también los pasos de las madres en la Plaza, son miles de jueves, son todos nuestros hijos”.

Bonafini, al dirigirse a los estudiantes que ingresan a las carreras de Periodismo, alertó que “la palabra es una herramienta muy importante para los pueblos y ustedes que van a convertirse en futuros periodistas tienen que pensar bien qué hacer con ella. Es una responsabilidad muy grande”.

La referente de derechos humanos se refirió cómo la censura y la violencia que fue creciendo paulatinamente en el país: “Empezaron prohibiendo libros infantiles y siguieron quemando las bibliotecas, para terminar de quemar nuestras casas. Por eso, que nada les parezca tan sencillo”.

“la palabra es una herramienta muy importante para los pueblos y ustedes que van a convertirse en futuros periodistas tienen que pensar bien qué hacer con ella”

Con la presencia de estudiantes, profesores, trabajadores no docentes, graduados y autoridades, Bonafini recordó el pasado más oscuro de nuestra historia argentina y resaltó el valor que tiene para las Madres que las baldosas recorran el mundo y que estén presentes en instituciones en donde los jóvenes transiten a diario y puedan conocer la verdad.

En tanto, Lucas Vialey indicó: “Admiramos el coraje de las Madres y es un orgullo tener en la Facultad de Periodismo este emblema que hemos recibido hoy”. Y agregó: “Hebe es un pedazo de historia viva de nuestro pueblo”.