El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-Partido Justicialista (FpV-PJ) presentó un Proyecto de Resolución en el que se le exige al gobierno argentino que respete compromisos adquiridos en la CELAC y la UNASUR y que acate el derecho internacional y no intervenga en los asuntos internos de Venezuela.

El escrito señala la preocupación por la creciente militarización de América Latina y la presencia de fuerzas norteamericanas en la región. La actitud injerencista y belicista de los gobiernos que conforman el autodenominado Grupo de Lima también es criticada.

Los diputados también le pidieron explicaciones al Ejecutivo argentino por la compra directa (sin licitación) de armamento con carácter secreto, lo que impide conocer el tipo, costo y fin del material adquirido.

Contexto dialogó con Guillermo Carmona, integrante de esa bancada y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. – ¿Cuáles fueron los motivos que los llevaron a presentar este Proyecto de Resolución?

– Existe en la región una situación que no habíamos visto en muchos años. Hubo movimientos de tropas estadounidenses hacia Panamá, al mismo tiempo Colombia y Guyana han desplazado tropas hacia la frontera con Venezuela, y Brasil hizo ejercicios militares en la zona de la Amazonía. Todo esto genera gran preocupación y marca que estos países estarían rompiendo los compromisos asumidos en el marco de la CELAC y la UNASUR que señalan que América Latina y el Caribe es una zona de paz.

“El carácter secreto del contenido de una compra de armamento es un hecho inusitado que no tiene explicación posible. No tiene sentido que el Congreso y el pueblo no puedan saber qué se está comprando”

Estas acciones cobran un sentido particular porque están íntimamente asociadas a la reactualización de la Doctrina Monroe. Ello se pudo ver con la gira  del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, con la actuación del autodenominado Grupo de Lima y con una retórica crecientemente belicista hacia Venezuela. Al bloque del Frente para la Victoria-PJ esta situación nos preocupa y creemos que es necesario visibilizarla y denunciarla.

– ¿Cuál ha sido el rol del presidente argentino, Mauricio Macri, en este contexto?

-El presiente Macri es uno de los principales promotores del Grupo de Lima y uno de los más notorios generadores del hostigamiento hacia Venezuela. Todo esto, además, se da en el mismo momento en que Macri es el presidente pro tempore de UNASUR, lo cual pone en evidencia de manera brutal cómo se han relativizado las políticas integracionistas que promovía ese espacio y se las ha remplazado por políticas belicistas. Esto es gravísimo.

– ¿El Proyecto de Resolución también hace referencia al decreto presidencial de compra de armamento?

-Hemos realizado un pedido de explicación sobre la compra directa de armas por parte del gobierno argentino, medida que se tomó por medio de un decreto y con carácter de secreto. El Ministerio de Defensa y el jefe de Gabinete tienen que dar explicaciones sobre ello.

El carácter secreto del contenido de una compra de armamento es un hecho inusitado que no tiene explicación posible. No tienen sentido que se realice una compra directa de armamento y que el Congreso y el pueblo argentino no puedan saber qué se está comprando, para qué y a qué precio. Hay que entender que en esas compras se tramitan sumas millonarias.

“El belicismo, la militarización y el hostigamiento a Venezuela tienen que ver con un mismo eje que usa como excusa la guerra contra el narcotráfico, la guerra contra el terrorismo y el discurso de la ayuda ante supuesta crisis humanitaria”.

– ¿Cuál se supone que es el motivo de esa compra?

– Sospechamos que este armamento puede haber sido comprado para cuestiones de seguridad interior, lo que está vedado por la Ley. Pero aún no tenemos explicaciones oficiales y por eso las reclamamos.

– ¿Cree que la compra de armamento, la presencia de fuerzas norteamericanas en el noreste argentino y el clima de agresión hacia el gobierno de Nicolás Maduro son acciones que se encuentran dentro de una misma lógica?

– El belicismo, la militarización y el hostigamiento a Venezuela tienen que ver con un mismo eje que usa como excusa la guerra contra el narcotráfico, la guerra contra el terrorismo y el discurso de la ayuda ante supuesta “crisis humanitaria”. Todo ello, con un fin intervencionista.

Esta situación tiene que ver con una impronta de políticas promovidas por Estados Unidos que implican, entre otras cosas, la presencia de fuerzas estadounidenses, como es el caso de la DEA, que ya está operando abiertamente en Misiones, y un evidente fortalecimiento de la presencia en la región del Comando Sur norteamericano. La reinstalación de la Doctrina de Seguridad Nacional amenaza a Venezuela y a toda la región.

Es por eso que le decimos al presidente Macri que Argentina tienen que respetar el derecho internacional de no intervención en los asuntos internos de otros países. Le exigimos al presidente que no se sume a la retórica belicista del Grupo Lima y que cumpla con los compromisos adoptados en materia de integración para que América Latina sea una zona de paz.