Docentes, alumnos y familiares de las seis escuelas y los cuatro jardines de las islas del Delta en San Fernando que el gobierno de María Eugenia Vidal cerró estarán esta tarde junto a los gremios del Frente de Unidad Docente (FUD) cuando se realice el segundo encuentro de la paritaria en el Ministerio de Economía de la provincia, en La Plata, para exigir que no cierren estas instituciones.

La gestión provincial efectuó la medida de ajuste a menos de tres semanas del inicio de clases, sin consensuarla con los vecinos, las familias, los gremios ni el Consejo Escolar.

En este marco, presionado por el descontento que generó la medida de recorte, el titular de la Dirección de Cultura y Educación de la provincia, Gabriel Sánchez Zinny, deberá dar explicaciones y soluciones ante los reclamos.

Las instituciones que sufrieron la medida son los jardines N° 919, N° 920, N° 904, los dos jardines de la isla Martín García, el Jirimm 1 y las escuelas primarias N° 13, N° 18, N° 19 y N° 25.

La consecuencia de los cierres de estos jardines y escuelas es que se fusionarán varios grados, tal como afirmaron desde el gobierno. Los docentes de las instituciones cuestionaron esto, pues perjudica la calidad educativa, dificultando el aprendizaje de los chicos.

La comunidad educativa de las instituciones remarcaron que la política de achique rompe los lazos que estas comunidades habían construido entre sí, lejos de la ciudad, y aumenta la incomunicación y el aislamiento que viven.