En la previa de la esperada movilización de trabajadores de hoy junto a la presencia de los Camioneros de Hugo Moyano, el gremio de trabajados bancarios nucleados en La Bancaria, conducida por el referente sindical Sergio Palazzo, se movilizó ayer en La Plata para rechazar la oferta salarial del 9% y continuar el plan de repudio a la reforma de la caja previsional del Banco Provincia.

En el marco del paro bancario de 48 horas, que contó con una adhesión casi total a nivel nacional, el gremio se concentró en las puertas de la casa matriz del Bapro, ubicada en el centro platense, donde poco a poco arribaron columnas de todos los puntos de la provincia.

“Esta es una expresión de todos los trabajadores del Banco Provincia que vienen a manifestarse junto al sindicato, en repudio a esta quita de derechos impulsada por Vidal”, dijo a Contexto Palazzo, quien encabezó la marcha que se dirigió al palacio de Tribunales de 13 y 48 para presentar un pedido de declaración de inconstitucionalidad frente a determinados artículos de la reforma.

“Entre otros puntos, es una ley discriminatoria, ya que es el único sector de la Argentina donde arbitrariamente la mujer debe trabajar hasta los 65 años para jubilarse, como también la quita de movilidad jubilatoria”, expresó Palazzo.

El dirigente emitió un fuerte mensaje a la gestión de Cambiemos y a las autoridades del Banco Provincia, hoy convertido en terreno de conflicto tras la aprobación de la reforma previsional en la Legislatura en diciembre del año pasado.

“La bronca es doble cuando se montan en un discurso de transparencia donde quieren hacernos parecer privilegiados, cuando el empleado bancario aporta más que otros regímenes. Privilegiados en realidad son los doscientos contratados que tiene Vidal adentro del banco que le cuestan más de 100 millones de pesos, los privilegios los tiene el presidente del Banco, que cobra el 90% de su sueldo en negro”, completó.

El gremio  manifestó de manera abierta su rechazo a la oferta salarial del 9% por parte de las cámaras financieras representantes de bancos públicos, privados y cooperativos. Para Palazzo, esta propuesta implica una pérdida de unos 33 mil pesos por año, y de 36 mil por año para uno inicial.

La marcha fue acompañada por figuras del ámbito político local y regional, como el concejal platense de Unidad Ciudadana Cristian Vander, junto a sus pares en la Cámara de Diputados de la provincia Susana González y Miguel Funes.

“Hay un humor de extrema preocupación y molestia con el gobierno de la provincia. Hablar de ‘privilegios’ y no de un régimen especial de aportes es falaz y provocador. Vemos con enojo además cómo se trató –o, más bien, no se trató– en tablas. Se aprobó a solamente una semana del ingreso el expediente por parte de Vidal, sin tratamiento en comisión, a espalda de las comisiones gremiales”, expresó Funes en diálogo con Contexto.

Por su parte, el referente platense de La Bancaria, Federico Bach, sostuvo que tras “seis reuniones con las autoridades, la oferta del 9% sigue siendo insostenible”. Bach remarcó: “Estamos muy lejos de la paritaria que consideramos necesaria, por eso mañana acompañaremos la marcha junto a la CTA y la CGT”.

Sin dudas, la espera de la movilización de hoy fue un elemento que atravesó todo el desarrollo de la jornada, en especial frente a los diferentes posicionamientos asumidos desde el arco sindical. Desde los cánticos y consignas de las columnas, hasta el discurso que Palazzo pronunció al culminar la marcha en Tribunales.

El dirigente de La Bancaria remarcó: “Es hora de que no todo sea lo mismo dentro del sindicalismo. Estamos los que vamos dispuestos a pelear y los que están dispuestos a negociar con todos los gobiernos. Así no va”.

Respecto de la marcha a desarrollarse hoy, Palazzo adelantó: “Va a verse una muestra contundente de unidad en rechazo a Macri. Podrán haber cien voces de dirigentes que no adhieran a la marcha, pero por cada una de esas voces habrán miles de sus propios representados que saldrán a la calle”.