Convocadas por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro y Gratuito, miles de mujeres se acercaron este lunes a las puertas del Congreso de la Nación con sus pañuelos verdes (el color adoptado por la Campaña) para exigir a los legisladores que avancen con el proyecto de interrupción del embarazo legal, para que las personas gestantes puedan decidir sobre sus cuerpos.

“Seguimos exigiendo un derecho fundamenta, que es el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, y que se debata y se sancione el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo”, dijo a Contexto Celeste Mac Dougall, integrante de la Campaña, que nuclea a alrededor de trescientas organizaciones.

Según datos arrojados por la Campaña y por Amnistía Internacional Argentina, en nuestro país se realizan alrededor de 500 mil abortos clandestinos, lo que deja de manifiesto que, a pesar de su penalización, la interrupción del embarazo es un hecho y las mujeres se rebelan ante la maternidad obligatoria. Sin embargo, hechos de forma insegura, son la principal causa de muerte materna.

El proyecto de interrupción voluntaria del embarazo se presentó en la Cámara de Diputados por última vez en 2016, sin ser debatido nunca a pesar de los números y de la gran demanda del movimiento de mujeres. Este año será la séptima oportunidad que llega al parlamento argentino en once años, pero esta vez los aires son más positivos y se espera que finalmente sea tratado en el recinto.

“Es un reclamo que se viene discutiendo hace muchísimos años en nuestros país y que hoy más que nunca es necesario”

“Estamos reclamando que se discuta y se apruebe el proyecto de la Campaña Nacional para la interrupción del embarazo. Es un reclamo que se viene discutiendo hace muchísimos años en nuestros país y que hoy más que nunca es necesario. Hoy la gran mayoría de la sociedad está de acuerdo. Queremos que se discuta. Por eso estamos acá”, dijo a Contexto Malena Lenta, integrante de la Campaña y de la organización feminista Isadora.

Con las cámaras de la televisión poniendo el foco en el movimiento de mujeres, trasladándose el debate por el derecho al aborto a los programas de la tarde y en la sociedad, se espera que los legisladores se hagan también eco y que sea tratado finalmente en el Congreso.

“Tenemos muchísima confianza en la movilización de las mujeres, que también llegaron a la televisión, que llegaron a todos los puntos del país. Creemos que tenemos muchas posibilidades de que se trate. La fuerza de las mujeres en las calles ha demostrado que se pueden conseguir muchísimas cosas y los que están en el Congreso tienen que escuchar su voz”, consideró Lenta.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” son las consignas de la Campaña y que se reflejan en el Proyecto. Pensando de forma integral, se propone la despenalización y legalización del derecho al aborto en Argentina con la adhesión de legisladores de todos los arcos políticos que se hicieron presentes el día de ayer.

“la pelea por el derecho al aborto también va a estar en uno de los primeros lugares porque implica un problema de vida o muerte”

“Es importante que estemos hoy acá para dar esta discusión y para decir que las mujeres del campo nacional y popular entendemos que la respuesta es la reivindicación del aborto legal”, dijo a Contexto la duputada orovincial por Unidad Ciudadana Lucía Portos, quien participó del pañuelazo junto con otros legisladores, como Horacio Pietragalla, Miguel Funes y Paula Penacca.

Portos remarcó que “es un problema profundamente político que afecta a las mujeres más humildes de nuestro país”, que “deben enfrentarse a la clandestinidad a la hora de tomar esta decisión” y muchas mueren “por abortos inseguros en Argentina estando en 2018”. Por otro lado, la legisladora remarcó que hoy “el Estado nacional y provincial se están retirando de la prevención”, por lo que el tratamiento es necesario.

Siendo la antesala al 8M, desde la Campaña llamaron a que el derecho al aborto sea una de las principales consignas que se levanten en el Paro Internacional de Mujeres a desarrollarse este 8 de marzo en más de doscientas ciudades del mundo.

“En Argentina particularmente, junto con la pelea contra los tarifazos, el ajuste del gobierno de Macri y los despidos donde las mujeres somos las principales afectadas, la pelea por el derecho al aborto también va a estar en uno de los primeros lugares, porque implica un problema de vida o muerte”, sostuvo Lenta. “Creemos que va a tener un papel muy importante, como hoy se demostró aquí”, agregó la militante.