Por Pablo Pellegrino

La Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal confirmó el procesamiento del policía que mató por la espalda al joven Pablo Kukoc en diciembre pasado y anuló el embargo de $400.000 que había dispuesto el juez de primera instancia. A pesar de la confirmación, Patricia Bullrich volvió a respaldar el accionar del uniformado: “El policía hizo lo que tenía que hacer”.

“Reiteramos así que los disparos realizados cuando ya había cesado la agresión concreta y sin un arma visible que los justificara de manera completa, configuran un exceso, aun cuando el propósito inicial responda a un interés profesional legítimo”, sostiene el fallo de la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional que hoy ratificó el procesamiento del policía Luis Chocobar.

Los jueces cambiaron la calificación del delito y anularon el embargo de $400.000 que el magistrado Enrique Velázquez había dispuesto.

En primera instancia la calificación había sido de “homicidio agravado por su comisión con violencia contra las personas mediante la utilización de un arma de fuego cometido con exceso en la legítima defensa”, mientras que en el nuevo fallo de la Cámara los jueces entienden que no fue exceso en la “legítima defensa”, sino en “el cumplimiento del deber”.

El escrito sostiene que, previo al momento en que efectuó los disparos, Chocobar actúo correctamente: se identificó como autoridad policial, dio la voz de alto y disparó al aire de forma intimidatoria. Sin embargo, luego de estos disparos que ocasionaron el apartamiento de los testigos y la reanudación de la huída de Kukoc, el efectivo gatilló directamente al cuerpo del joven ocasionándole heridas letales.

Los magistrados cuestionan esa actitud ya que no surgen “al menos de momento en el legajo agresión armada en su contra que explique la necesidad racional de hacerlo”, y agregan: “No hubo entonces aparente proporcionalidad en su respuesta, máxime cuando el peligro al que habían estado expuestos los testigos había cesado”.

“Ir a un detalle tan específico como se planteó en el fallo de que hasta un determinado momento estuvo bien y que después se excedió nos parece no estar en ese momento y esa situación”, dijo la ministra Bullrich, y consideró que la recepción de Chocobar por parte del presidente fue “absolutamente oportuna”.

Además, aseguró que en el gobierno “tenemos discusiones, pero en este tema estamos todos muy alineados y muy de acuerdo”.

“Son noticias buenas, es lo que esperábamos, gracias a Dios se dio que cambiaron la carátula y ya no es más legítima defensa”, dijo a ContextoIvonne –madre de Juan Pablo Kukoc–, y expresó estar “un poquito más tranquila”, “espero que la Justicia aclare lo que pasó con mi hijo”, agregó.

La madre del joven asesinado por Chocobar se refirió también a las declaraciones de Patricia Bullrich en la conferencia de prensa que hoy dio en Chapadmalal junto al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. “Hay dos posibilidades: esa mujer o no es madre o es muy fría, no puede decir eso”, expresó, y enfatizó: “Acá hay una familia destrozada, no puede decir que el policía actuó bien porque no fue así, se excedió demasiado hasta el punto que le dio la pena de muerte”.